Ali LandivarBienestarColumnistas

De todo un poco: Aprenda a competir en su trabajo

Todos llevamos dentro un espíritu de competencia, que nos estimula para ser mejores, obtener un mejor empleo, un salario más alto, conquistar más amigos, en fin, ser felices.

Aunque a usted no le agrade la palabra competencia, tendrá que iniciarse con ella porque está dentro de nosotros mismos, nos acompaña a todas partes. ¿Quiere usted alcanzar una posición más atractiva dentro de su actual empleo? Pues, hay que competir. Y con esto no estoy tratando de decirle que rete a todos sus compañeros a un debate profesional, sino que compita contra los enemigos más destructivos que están dentro de usted. Me refiero a la pereza, la impuntualidad, la ineficiencia, la inseguridad, la envidia, etc.

Ya se están viendo cambios más frecuentes pero aún existen mujeres que se conforman con puestos mediocres, pensando “si yo fuera un hombre me tomarían más en cuenta para ese trabajo, o aquel”. Esto es falso. Salvo raras excepciones, a un jefe no le interesa si el empleado es hombre o mujer, lo que el exige es que sea competente y eso usted lo puede lograr.

Hay una cosa importante que debe recordar: a medida que la mujer invade los terrenos que se consideran de exclusividad masculina, no puede esperar un trato especial por el hecho de ser mujer.

Hay hombres que afirman que los motivos femeninos de competencia tienen poco que ver con el deseo de avance personal y que más bien están relacionados con el sexo. Y es que efectivamente tal parece que la sociedad aún tiene restringido cuidadosamente las áreas en las que se le permite a la mujer demostrar sus habilidades y, de esta manera, parecería, según ellos, que solo saben ser competentes como esposa, madres y amas de casa.

Tampoco creo que competir signifique pelear. Desafortunadamente, en la competencia no siempre se actúa de una manera positiva y por eso luego nos topamos con personas agresivas y deshonestas. Cuando la competencia se trastorna en hostilidad, resulta negativa y casi siempre sus frutos son nulos.

Finalmente, lo que considero el punto más importante para competir sería que hay que tener cierto criterio selectivo; si sabe que un empleo no le satisface o no vale la pena para usted, ¿para qué pelear? Competir por competir, no vale la pena, hay que fijarse metas, estar seguro de lo que queremos realmente, y que nos haría feliz y satisfecho.

Si usted ha tenido experiencias desagradables en un trabajo o se haya encontrado con un chismoso, un ineficiente que se pasó de listo, no es de extrañarse, pero déjeme decirle que en la medida en que usted vaya escalando con seguridad hacia sus metas, venciendo sus temores y su desconfianza, se sentirá más libre y mejor dispuesta a trabajar con calma.

En ese momento se sentirá que se acabaron las presiones y podrá desenvolverse en su empleo como pez en el agua y nada ni nadie será un obstáculo en su trabajo o en su carrera. Les deseo mucha suerte.

Establezca tiempos

Crea una agenda de metas profesionales; tranquila, tienes mucho tiempo para realizar todas las actividades que te propongas, no te apures; la presión sólo genera estrés que te impide avanzar al ritmo o con las ganas que quisieras.

No pierdas tu enfoque

Llega un punto donde muchas personas solo piensan en cifras, entre más grande el número, más grande el logro. Lamentablemente los números suben y bajan de forma inesperada. No dejes que los grandes dígitos te desconcentren de tu propósito, ni tampoco que los pequeños te desanimen.

Hágase famosa

Crea redes virtuales, haz de ti una maestra del networking, mantén un perfil laboral actualizado, comunícate con gente importante dentro del medio, genera contactos que te podrán ayudar a futuro. Logra que tu nombre sea conocido por todos. Aprecia los comentarios, deja que el feedback sea tu referente de éxito.

Explora

Hay veces en las que vas a sentir que está todo listo o que cambiar significa riesgos muy grandes. La competitividad se trata de crecer sin límites; tomar riesgos es parte de la experiencia, explora mercados u oportunidades y dales un intento. Si fracasas, sigues explorando hasta dar con lo que buscas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Inicio
Periódico
Mediakit
Contacto