ColumnistasInmigraciónMargaret WongNoticias

Exsoldado estadounidense cometió un delito, pero logró ciudadanía

Una trampa de la policía puede ser muy eficaz para identificar a personas que habrían cometido deliberadamente un crimen. Durante la trama, la persona muestra que realmente tiene la intención de cometer un crimen. Esto es lo que le sucedió a nuestro cliente.

La policía contrató a una modelo femenina que se hizo pasar por una mujer que buscaba una cita con un anuncio en un periódico. Ella posó para una foto y se escribió una biografía ficticia que parecía muy atractiva para un hombre joven. Nuestro cliente había servido en el ejército de los EE.UU. y no tenía novia. Disfrutaba saliendo con mujeres que publicaban en el periódico. Sin embargo, violó la ley al salir con mujeres menores de edad.

Responder al anuncio de la policía fue su caída.

Contactó a la persona que creía que era la mujer en el anuncio del periódico. El contacto, una mujer policía, se reunió con él. Al principio dijo que quería encontrarse en una tienda de conveniencia. Pero el día de la cita, ella le dijo que tenía catorce años y le pidió que la encontrara en su casa.

Cuando él escuchó su edad, debería haber roto la cita.

Solicitar o pedirle a una persona más joven que un adulto que tenga relaciones sexuales, puede ser un delito grave. Si un extranjero que no es ciudadano comete este crimen, puede ser una ofensa deportable.

Pero nuestro cliente dijo que estaba bien que la mujer con la que esperaba encontrarse era menor de edad, y acordó reunirse con ella en la casa. Por supuesto, cuando llamó a la puerta de la casa, la policía salió en masa y lo arrestó.

Nuestro cliente sirvió en el ejército de los EE.UU. Entonces, aunque no pudo evitar cumplir su condena en prisión por su crimen, nuestro abogado criminal, Richard Drucker y yo pudimos ganar lo que se llama un caso 1440, que es donde el extranjero puede obtener la “naturalización a través del servicio activo en Las Fuerzas Armadas durante la Primera Guerra Mundial, la Segunda Guerra Mundial, las hostilidades en Corea, las hostilidades en Vietnam u otros períodos de hostilidades militares”. Es el 1440 que alienta a los nacidos en el extranjero a luchar en el ejército de los EE.UU. La gran mayoría de estos soldados se convierten en grandes contribuyentes al futuro de los Estados Unidos. Podría decirse que nuestro cliente no era una persona maravillosa, pero había servido y, por lo tanto, merecía convertirse en ciudadano. Si comete un delito y no es ciudadano, la deportación no siempre es el resultado final. Contrate a un abogado penal y a un abogado de inmigración, y tal vez pueda cumplir su tiempo y luego continuar con su vida en los Estados Unidos.

Margaret W. Wong, Esq. 5425 Peachtree Parkway Norcross, GA 30092 Phone: 678-906-4061

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Inicio
Periódico
Mediakit
Contacto