ColumnistasInmigraciónMargaret WongNoticias

El programa de DACA está lejos de morir

Cuando escuchas en las noticias que “DACA está muerto”, eso es solo la retórica de Washington. No refleja con exactitud los hechos. USCIS informó que en los primeros tres meses de 2018, se aprobaron 55,125 solicitudes de DACA, incluidas 45,416 renovaciones y 9,709 solicitudes iniciales. Y recientemente un juez dijo que una demanda para preservar DACA podría continuar. El programa DACA todavía está muy vivo. En este momento, solo se aceptan solicitudes de renovación, y las solicitudes iniciales que se aprueban se enviaron antes del 5 de septiembre de 2017, cuando el gobierno anunció que el programa sería rescindido. Los políticos nos confunden cuando se quejan de la inmigración actual y dicen que DACA está relacionado. Por supuesto, no lo esta. Uno debe haber estado viviendo en los EE. UU. desde el 15 de junio de 2007 para incluso considerar solicitar DACA. También ellos no son criminales. Si tienen un delito grave, un delito menor significativo, o tres o más delitos menores, no pueden solicitar ni siquiera una renovación. Si tienen antecedentes penales, deben trabajar con un abogado para ver si los crímenes se pueden

eliminar de su registro, esto a veces es posible. Incluso un DUI puede bloquear una renovación. Los destinatarios de DACA también son muy inteligentes. Se han graduado de la escuela secundaria o tienen un GED. Muchos tienen permisos de trabajo y títulos universitarios y están ganando mucho dinero. Si bien tener todas las piezas adecuadas en su lugar no garantiza la recepción de DACA, realmente ayudó a un cliente recientemente. Un joven de Costa Rica ingresó a los Estados Unidos a la edad de ocho años con una visa de visitante B-2. Su visa de visitante expiró y él perdió su estadía legal. Pero él continuó viviendo en los Estados Unidos, graduándose de la escuela secundaria, y se enamoró. Sabía que una admisión legal a los Estados Unidos significaba que podría obtener una tarjeta de residencia (green card) después de casarse con su novia ciudadana de los EE.UU., pero no quería apresurar la relación para ampliar sus opciones de inmigración. Lo ayudamos a solicitar la Acción Diferida para Llegadas en la Infancia (DACA) para poder permanecer en los EE.UU. sin temor a la deportación y obtener un documento de autori

zación de empleo. Su DACA y EAD fueron aprobados. Obtuvo una licencia de conducir y una tarjeta de seguro social y vivió sin temor a ser removido. Un año después, él y su novia decidieron que era hora de casarse. Ayudamos a su nueva esposa a someter la Petición I-130 para un pariente extranjero con USCIS. Al mismo tiempo, presentamos su solicitud I-485 para ajustar el estado migratorio, junto con todos los documentos de respaldo necesarios. Ayudamos a la pareja a prepararse para la entrevista para la tarjeta verde basada en el matrimonio. En poco tiempo, el nativo de Costa Rica recibió su Aviso de Bienvenida del Centro Nacional de Beneficios del USCIS, notificándole su aprobación para la residencia permanente. Trate de no escuchar el alboroto político sobre DACA. Rara vez refleja los hechos. Trabaje estrechamente con su abogado de inmigración para obtener la información correcta y asegúrese de que su estado DACA este seguro.

Margaret W. Wong, Esq. 5425 Peachtree Parkway Norcross, GA 30092 Phone: 678-906-4061

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Inicio
Periódico
Mediakit
Contacto