ColumnistasComunidad Atlanta

POEMA ENVIADO POR UN LECTOR

LA VIRGEN DEL CAMINO

Quizá murió de hambre
después de tan larga jornada.
Ella no podía comprender nada
y al final le costó la sangre.
La dulce niña de Guatemala
es la virgen del camino
Que como símbolo peregrino
tanto camino para nada
A la nueva tierra soñada
En la guerra del torbellino.
Entre tantos miles solo una
vestida en el azul soñador
Resistiendo lágrimas y sudor
y durmiendo bajo la luna
Fue más capaz que ninguna
sufriéndolo todo en silencio
para no herir al movimiento
y no interrumpir la tribuna
La ambición de todos en una
como verdadero sentimiento.
La dulce niña de Guatemala
se merece la ciudadanía
por la que se lucha cada día
en la mansión norteamericana.
Valiosa virgen latinoamericana
bandera de nuestra libertad
Sudor, lágrimas y amistad
Con el amor libertador
y padre de la humanidad
¡caminante soñador!

Emiliano Reina Rodríguez.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar