NoticiasPolíticaTom Crawford

Nuestros derechos constitucionales deben estar protegidos

La Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, es la más importante de todas. Esta primera enmienda establece la libertad de expresión y religión. Pero también protege el derecho de la gente a protestar pacíficamente, y expresarlo públicamente. Pero hay algunos que consideran que la práctica de este derecho, es una ofensa o un delito. En todo el país hemos visto que, en varias oportunidades, los jugadores de equipos de la NFL se arrodillan al escuchar el himno nacional. Estos jugadores se arrodillan en señal de protesta por lo que consideran injusticia racial. Ellos tienen todo el derecho de arrodillarse como protesta. Y ese derecho es inherente a la Primera Enmienda de nuestra Constitución. Sin embargo, hemos presenciado también que algunos piden que los jugadores que no se mantienen de pie al escuchar el himno, deben ser despedidos.

El tema se ha convertido en controversial con unos a favor y otros en contra. Esta controversia alcanzó la Universidad Estatal de Kennesaw, KSU, debido a la acción de cinco de sus porristas de origen afro americano. En el juego realizado el 30 de septiembre en el estadio de la KSU, las cinco jovencitas se arrodillaron al escuchar el himno. Esto desató las protestas de los políticos conservadores, incluyendo un legislador estatal y del sheriff del condado de Cobb. Estas personas exigieron que no se les permita a las porristas arrodillarse al escuchar el himno nacional. Y para sorpresa de muchos, estas personas tuvieron éxito y lograron que se les prohíba a las porristas volver a arrodillarse durante la ejecución del himno. En otras palabras, se les prohibió a estas jovencitas, ejercer su derecho de acuerdo a la Primera Enmienda Esto, -por decir lo menos-, resulta muy embarazoso para la KSU y también para todo el sistema universitario.

Personalmente, yo me pongo de pie al escuchar el himno nacional en cualquier evento deportivo. En la Asamblea General me pongo de pie al escuchar el himno y juro lealtad a la bandera todos los días. Pero tengo muy claro, que esa es mi decisión personal y no tengo razón para criticar a quienes no deseen hacerlo. Como ciudadano y periodista, sería hipócrita de mi parte, criticar a quienes usan el derecho a la libre expresión de igual manera que lo hago yo mismo.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *