NoticiasTom Crawford

Kemp se está disparando a sí mismo en el pie

Si echamos una mirada a la lista de candidatos republicanos para el puesto de gobernador, hay dos nombres que sobresalen por encima de los otros. Estos son: el Secretario de Estado, Brian Kemp, y el Teniente Gobernador, Casey Cagle. Los votantes están familiarizados con estos dos candidatos debido a los cargos que actualmente ocupan. Además, tanto Cagley como Kemp ya tienen experiencia en cómo llevar una campaña y ganar las elecciones.

Sin embargo, Kemp ha cometido algunos errores que podrían darle la ventaja a su oponente para ganar la nominación de su partido. Primero, en el 2015 hubo una fuga de datos del sistema en  el que se expuso la información personal de cerca de 6.2 millones de votantes registrados, incluyendo números de seguro social y de licencias de conducir.

Esto recibió una gran cobertura de los medios de comunicación y Kemp terminó despidiendo al empleado a cargo de la base de datos. Otro caso en el que Kemp ha estado en la palestra pública, es la demanda en su contra alegando que él y otros inversionista en una compañía procesadora de alimentos no habían pagado más de $700,000 en préstamos. Kemp también ha recibido críticas por otro caso en referencia a la información personal de los votantes del estado.

El presidente Donald Trump creó la “Comisión Presidencial de Consejería para la Integridad Electoral (“Presidential Advisory Commission on Election Integrity”). Esta comisión debe investigar las acusaciones de que millones de personas ‘no elegibles’ habrían votado por Hillary Clinton en las elecciones presidenciales. La comisión le pidió a los oficiales electos de 50 estados, proveer la base de datos personales de todos sus votantes registrados. Más de 40 estado se negaron a cumplir con el pedido ya sea de forma total o parcial.

Kemp accedió a entregar la base de datos a la comisión de Trump. Hay que resaltar que ninguno de estos casos en los que el nombre de Brian kemp ha estado involucrado, son necesariamente malos para el candidato a la gobernación. Pero la cobertura mediática podría afectar sus aspiraciones si su oponente los usa en su contra.

Ahora, si a pesar de todo, Kemp logra ganar la nominación republicana, podría tener grandes posibilidades de ser elegido gobernador. Como lo acabamos de presenciar en las elecciones por el 6to Distrito, los avisos negativos sobre un candidato pueden predominar sobre una buena campaña. Lo ocurrido con Jon Ossoff es claro ejemplo de esto.

Todo esto puede significar que Kemp se está disparando a sí mismo en el pie, y aún faltan varios meses antes de que los votantes hagan su decisión en las elecciones primarias.

Ya veremos que pasa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Inicio
Periódico
Mediakit
Contacto