NoticiasPolíticaTom Crawford

Los tiempos cambian y Rusia ya no es más el enemigo peligroso

Por: Tom Crawford, The Georgia Report

En mi época de juventud, allá por los años 1950 y 1960, no había un país al que los estadounidenses le temiéramos más que a la Unión Soviética.

Todos nos sentíamos aterrorizados con la idea de que los llamados rojos podrían tirar sus bombas atómicas en Estados Unidos y borrarnos del mapa.

Esto se convirtió en una amenaza real con la crisis de los misiles cubanos en 1962. Especialmente para los republicanos, el trabajo número uno de los líderes políticos y militares, era estar en constante alerta contra la amenaza comunista proveniente de Rusia.

Había una frase muy popular que decía “mejor muerto que rojo” y a los demócratas se les acusaba de ser “suaves con los comunistas”. Con ese historial en la cultura estadounidense, resulta sorprendente el ver cómo han cambiado las cosas hoy en día. Por supuesto que ya no existe la Unión Soviética, pero Rusia sigue si y, tal parece que ese país ya no es nuestro más mortal enemigo.

Ahora parece que amaramos a Rusia. Especialmente el presidente Donald Trump parece ser particularmente amigable con el líder Vladimir Putin. A pesar de que las agencias de inteligencia de Estados Unidos dijeron que los rusos interfirieron en las elecciones presidenciales del 2016, Trump insiste en que no lo cree.

Después de la más reciente reunión con Putin en su viaje a Asia, Trump dijo que le preguntó nuevamente a Putin acerca de la interferencia en las elecciones. “Él me dijo que no lo hicieron” dijo Trump “Le pregunté nuevamente. Solo se puede preguntar unas cuantas veces” continuó el presidente. “Cada vez que me ve, él me dice, “yo no hice eso”. Y yo le creo. Yo realmente creo que cuando él dice eso es porque es cierto”

En tan solo unos pocos años, hemos visto como uno de los grandes partidos políticos ha dado un completo giro en lo que se consideraba uno de los temas políticos más definitivos de nuestros tiempos

Hubo una época en que se consideraba tema de vida o muerte el luchar contra cualquier cosa asociada con Rusia y la unión Soviética. Ahora ya no es así. Los rusos ya no son los chicos malos.

Los tiempos cambian y los partidos cambian con ellos.

Pero al menos para mí, sigue siendo difícil aceptarlo.

Etiquetas
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *