NoticiasPolíticaTom Crawford

Perdue no es un halcón del déficit

El congresista por Georgia, David Perdue, ha repetido en muchas ocasiones que si hay algo que detesta es el déficit federal. Cuando estaba postulando por primera vez al senado, Perdue constantemente enfatizaba la necesidad de reducir ese déficit. “El déficit federal ha sobrepasado los $17 billones”, dijo Perdue en una ocasión “debemos actuar ahora antes de que se vuelva insostenible”. Una vez elegido al congreso, Perdue siguió manifestándose en contra de aumentar la deuda federal. En otras palabras, Perdue podía catalogarse en algo así como un “Halcón del déficit”. Así se acostumbra llamar a aquellos legisladores que están siempre en contra de aumentar el déficit y que creen que lo peor que se puede hacer, es aumentar la deuda federal. “La crisis de nuestra deuda está impactando directamente nuestra habilidad de proteger nuestra nación y mostrar poder alrededor del mundo”, declaró Perdue. “Honestamente creo que la deuda -y no es exageración- es la mayor amenaza para nuestra seguridad nacional e incluso hasta para nuestra vida diaria”, dijo en otra ocasión el congresista. A pesar de todo lo que había dicho siempre, la semana pasada, el senado federal votó en la propuesta de presupuesto que contempla incluir reducción de impuestos. Estos incentivos tributarios o recortes de impuestos agregarían en los próximos diez años, un estimado de $1.5 billones a la deuda actual. Como es común, estos recortes de impuestos beneficiarían a los que tienen más dinero.

Usted pensaría que después de todo lo que ha dicho en contra de aumentar el déficit, Perdue votaría en contra de esa propuesta de presupuesto, pero no fue así. Perdue fue uno de los 51 senadores republicanos que votaron a favor de aprobar la propuesta de presupuesto. Es decir, votó a favor de aumentar en $1.5 billones el déficit federal. Si Perdue creyera verdaderamente que la deuda federal, es una amenaza muy seria para nuestra seguridad y vida diaria, no hubiera votado a favor. Pero la pregunta sería, ¿por qué Perdue votó en contra de todo lo que antes había predicado? La respuesta obvia es porque está a favor de los recortes de impuestos.

Billonarios como los hermanos Koch han puesto una gran presión en los republicanos en el congreso para que aprueben los incentivos tributarios. Perdue es uno de los congresistas que parecen querer darles gusto.

Después de todo, Perdue también es un hombre adinerado que no hace mucho tiempo fue el CEO de una empresa.

Claro, hay que aclarar que esa empresa se declaró en bancarrota. Todo parece indicar que a medida que la aprobación de recortes de impuestos avance, Perdue se irá olvidando de lo que antes aseguraba a sus constituyentes.

Es decir, una cosa es lo que dice y otra muy diferente lo que hace. En otras palabras, Perdue puede ser todo, menos un “Halcón del déficit”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Inicio
Periódico
Mediakit
Contacto