ColumnistasNoticiasPolíticaTom Crawford

En la política el dinero no siempre lo es todo

El dinero no lo es todo en la política. El candidato que puede recaudar más donaciones de campaña, no siempre es el que recibe más votos. Claro está que siempre es mejor tener dinero que necesitarlo. La semana pasada, los candidatos a la gobernación de Georgia, entregaron sus reportes de recaudación de fondos. Dichos reportes mostraron que no hubo no grandes cambios en los últimos seis meses.

El teniente gobernador Casey Cagle está liderando entre los candidatos republicanos para las primarias de su partido. Cagle ha logrado recaudar fondos de campaña de manera que casi dobla el monto recaudado por sus otros correligionarios. Así que no sorprende que las pocas encuestas realizadas hasta ahora, muestren también a Cagle como el candidato que lidera las encuestas.

Por el lado demócrata, el candidato que se acerca mucho a Cagle, es el secretario de estado, Brian Kemp. Kemp reportó haber recaudado $2.88 millones para su campaña. El ex senador Hunter Hill recaudó $2.26 millones, mientras que el empresario Clay Tippins reportó $2.14 millones como fondos recaudados. Las dos candidatas demócratas, Stacey Abrams y Stacey Evans se encuentran casi empatadas en lo que a fondos se refiere, ya que cada una reportó poco más de $2.3 millones.

El senador Michael Williams (R-Cumming) reportó $1.78 millones como recaudación de fondos de campaña. Por ahora, Cagle está liderando tanto en recaudación de fondos como en las encuestas de intención de voto, pero podría ser alcanzado por alguno de sus oponentes de partido.

Cuando se analizan los reportes de campaña, uno de los factores más importantes es el llamado “porcentaje de quema de fondos”, que significa qué tan rápido gastan los candidatos el dinero de su campaña.

De acuerdo con la práctica más conocida, los candidatos guardan fondos para las últimas semanas previas a las elecciones para convencer a los votantes y minimizar de alguna manera a sus oponentes. Abrams posee un impresionante 80% de porcentaje de quema de fondos, lo que significa que la mayoría de los fondos recaudados han sido gastados.

Como estamos a casi tres meses para las primarias, sería muy difícil que algún candidato sin muchos fondos para esta última etapa pueda mantenerse competitivo. La gerente de campaña de Abrams ha manifestado que gastar el dinero recaudado en publicidad cercana a las elecciones, es una “fórmula perdedora”.

Evidentemente, los gerentes de campaña deberían saber lo que mas les conviene a sus candidatos. Sin embargo, cabe recordar que una campaña sin fondos para pagar los salarios de su equipo de trabajo, podría quedarse sin empleados y esto lo pondría en serios problemas. Ahora, puede ser posible que tanto Abrams como su gerente de campaña hayan encontrado la forma de seguir avanzando o ganar una elección sin muchos fondos.

Como decíamos al inicio, no siempre el dinero lo es todo en la política.

Si ese fuera el caso en la campaña de Abrams, créanme que yo seré el primero en darles el reconocimiento que merecerían.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Inicio
Periódico
Mediakit
Contacto