NoticiasPolíticaTom Crawford

Noticias acerca de Plant Vogtle van de mal en peor

Por Tom Crawford.

En lo que se refiere a los reactores nucleares que la Georgia Power está tratando de construir en Plant Vogtle, pareciera que todo son malas noticias. Una de las últimas noticias negativas acerca de este proyecto, es la confirmación que hicieron pública los más altos ejecutivos de la Southern Co., que es la compañía dueña de la Georgia Power.

La Souther Co., tiene su base en Atlanta y acaban de confirmar que el proyecto llamado Plant Vogtle podría llegar a costar hasta $27 mil millones para terminar la construcción. Esta cifra significaría que el costo de construcción sería casi el doble del monto original presupuestado.

Hace más de ocho años atrás, el costo de construcción se estimó en $14 mil millones, de los cuales la GP es responsable del 45.7%. Los otros socios del proyecto serian responsables del resto de los fondos. Estos otros socios son: la Oglethorpe Power, 30%, MEAG Power, 22.7%, y Dalton Utilities, 1.6%. La Southern Co. también confirmó que la fecha de finalización del proyecto está atrasada en al menos 5 a 6 años. Se suponía que los reactores empezaran a funcionar en el 2016 pero en la actualidad se calcula que empezarían en el 2022 o 2023.

Estos costos extras para poder terminar la construcción podrían ser pasados a los consumidores a manera de tarifas más altas por el servicio de energía eléctrica. Mientras estas malas noticias fueron conocidas en Georgia, en Carolina del Sur las dos empresas que estaban construyendo plantas de reactores nucleares similares, han decidido dejar el proyecto.

Aquí en Georgia podría pasar lo mismo, ya que los problemas de atraso y costos extras que enfrenta la GP, son casi idénticos. Según los ejecutivos de la Southern Co., para finales de este mes, ellos le dejarán saber a la Comisión de Servicio Público (Public Service Comission, PSC) una decisión al respecto.

Esta decisión podría ser si continuar con el proyecto pagando casi el doble o dejarlos de lado.

Pero aún si decidieran no seguir con el proyecto de Plant Vogtle, esto no sería nada barato.

Según Tom Fanning, el CEO de la Southern Co., “si se decide cancelar el proyecto, se estima que el costo de cancelación sería de unos $400 millones”.

Si se está preguntando usted quién pagaría por estos costos extras, más le vale creer que al menos en parte, serían los consumidores quienes pagarían por ello.

Como vemos, pareciera que por ahora la GP no nos dará ninguna buena noticia sobre este gran y costoso  proyecto.

Etiquetas
Mostrar más

Redacción La Visión

La Visión es el periódico de los Latinos en EE.UU. que nos mantiene informado sobre el acontecer local y mundial de una manera clara y ágil.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *