EspectáculosNoticias

“Ya Veremos”, un drama familiar que tocó profundamente a sus protagonistas

Por Alexia Ríos-Hayashi

ATLANTA, Georgia.-

Hablamos con los actores Fernanda Castillo y Mauricio Ochmann, quienes interpretan a Alejandra y Rodrigo en esta película con drama, complejidad y mucho corazón, a estrenarse en Estados Unidos este próximo 31 de agosto.

La Visión Felicitaciones por el éxito de “Ya Veremos” la película más taquillera del año en México. ¿Cómo se sienten?

Mauricio Ochmann: Estamos muy contentos y agradecidos con toda la gente. Ya van más de 3 millones de espectadores que han visto esta película en México y estamos felices. Es una película que hicimos con todo el amor del mundo, le pusimos toda el alma y que la gente la esté disfrutando de esta manera, tanto como nosotros disfrutamos hacerla. Ahora, la nueva aventura es en EE.UU. y a partir del 31 de agosto la van a poder disfrutar en todos los cines.

L.V. ¿Qué creen que les dejó trabajar en esta historia?

Fernanda Castillo: Uy, por principio una familia. Es verdad que Mau y yo hemos trabajado juntos desde hace 15 años en diferentes proyectos y los dos habíamos trabajado también con la producción que hace esto en México. Mau había trabajado con Pitipol Ybarra (director), mi novio Erik Hayser trabajó en la película. Es de los regalos que te puede dejar la vida. No solo un proyecto de trabajo, sino cualquier experiencia, el poder sumar gente que sientes valiosa para tu vida. Y Aprendimos un montón tanto de la experiencia de hacer la película por los valores familiares que tiene como de haber tenido que trabajar con Nano, el niño que interpreta a Santi que para nosotros fue un gran regalo y aprendizaje y hasta la fecha los dos babeamos cada vez que lo vemos.

L.V. La historia habla del lazo irrompible que representa un hijo para una pareja inclusive cuando ya está separada. Mauricio, sabemos que sufres mucho cada vez que estás separado de la pequeña Kailani. ¿Cómo sientes que ha crecido tu relación con tu pareja a través de tu hija?

M.O. Bien. Los hijos siempre vienen a revolucionarlo a uno y a concientizarlo. En mi caso personal, desde que nació mi primer hija Lorenza que hoy tiene 14 años, para mi vino a cambiar completamente mi esquema, enfoque y perspectiva de la vida. Y ahora con Kailani, igual, viene a darme más cambio, conciencia y ayudarme a seguir creciendo como ser humano. Y obviamente mi relación con Aislin desde que empezamos a planear el nacimiento de Kai, luego ya nace y ahora la convivencia con ella como nuevo integrante de la familia, cambian las dinámicas y muchas cosas, pero para mejor. Un poco de lo que habla la película es precisamente eso, la unión familiar, rescatar los valores de la familia, voltear a ver a los hijos y eso es lo que hace un hijo. Cuando llega a la vida ese es el cambio que viene a generar dentro de una pareja y la verdad es que yo me siento afortunado, agradecido, lleno de amor. Y sí, como dices, me cuesta trabajo separarme de ella. Me gustaría estar ahí todo el tiempo, pero así es esto y hay que seguirle y yo las disfruto muchísimo y trato de estar el mayor tiempo posible con ellas.

L.V. Hablando de familia, Fernanda es con tu pareja, Erik Hayser que te ha tocado trabajar bastante, estuvieron recientemente en la obra “Wake Up Woman” y en esta película. ¿Cómo se siente estar con tu pareja en el aspecto laboral? ¿Es fácil o difícil trabajar con él?

F.C. No sé cómo pasa en general, pero con él en específico es un goce. Es un actor al que antes siquiera de que fuera mi pareja admiraba mucho. Somos muy parecidos en el sentido de que cuando llegamos al set somos compañeros, no somos pareja y cada uno va a defender lo que quiere. Vamos a trabajar en equipo, pero teniendo el respeto y el espacio que le daríamos a cualquier otro actor. Lo padre es que podemos compartir una historia como esta y que podemos pasarla bien, aprender de trabajar juntos. Es muy disfrutable trabajar con Erik por el actor y ser humano que es y, además, tener a tu pareja cerca en este proyecto es doble regalo, pero ha sido maravilloso para los dos poder ser parte de este equipo de “Ya Veremos” porque él mismo lo dice, nuestra vida cambió a partir de hacer esta película. Nos fijamos mucho más a las prioridades y qué tiempo de verdad le estábamos dando a las coas más importantes, porque siempre estamos persiguiendo metas profesionales y de realización personal y de repente hacer un personaje como estos te hace tomar conciencia de lo verdaderamente importante.

L.V. Hablemos sobre un tema importante en la película que es la separación y en el caso de ustedes, ambos experimentaron muy jóvenes la separación de sus padres. ¿Cómo fue esa etapa?

F.C. En mi caso, siendo muy niña a los 8 años. Supongo que estaba muy triste y ahora me doy cuenta de que, seguramente estaba muy triste pero no era consciente de ello. Pero creo que el mejor ejemplo que me pudieron dar mis padres es que uno tiene que perseguir la felicidad donde quiera que esté. Que no por seguir con un compromiso ya establecido, sino eres feliz de verdad a veces uno tiene que separarse. A veces los caminos se separan y uno tiene que seguir lo que le haga feliz. El mejor ejemplo que me dieron mis papás es que si, hay que luchar por las relaciones, hay que mantenerse comprometido con las cosas, pero en el momento en que vemos que ya no funcionan, también es un buen ejemplo para los hijos decidir tomar diferentes caminos en lugar de estar peleando todo el tiempo y que eso no hace menos el amor que uno tiene por sus hijos y el compromiso que tiene con su crecimiento.

M.O.. A mí me enseñó que todo tiene fecha de caducidad. Las relaciones acaban en determinado momento. No todo es para siempre. Y bueno, algunas relaciones se terminan con la muerte, que sería como la mejor de las relaciones, pero pasa muy poco y lo que dice Fer es cierto: cuando de repente las relaciones ya no son sanas y lo que se está brindando no es amor, comprensión, calidad de vida y de tiempo, lo mejor es terminar con la relación por el bienestar común, sanidad mental y emocional. Pero, siempre abogaré porque las relaciones den lo mejor de si y hasta las últimas instancias.

 

L.V. Mucha gente sigue recordándolos como “Mónica Robles” y “El Chema” de la serie “El Señor de Los Cielos”, personajes muy diferentes a Alejandra y Rodrigo en “Ya veremos” y quieren volverlos a ver interpretándolos, pero ustedes no tienen planes de ello. ¿Cuál es su respuesta ante esto?

F.C. Yo creo que siempre es un enorme elogio haber hecho un personaje que a la gente se le quede y quiera seguirlo viendo. Empezamos estos dos personajes en “El Señor de los Cielos” y después Mau tuvo el Spinoff de “El Chema”. Nos sentimos muy orgullosos de haber creado personajes que se vuelven emblemáticos. Pero también es nuestro deber como actores seguir cambiando y contando nuevas historias. Creo que parte de ser actor significa irse transformando para contar nuevas historias y a nuevos públicos. Esta es una película para toda la familia donde más público puede gozar de nuestro trabajo y creo que es de lo que más gozamos nosotros dos, transformarnos en otras cosas, en otras energías y le prometemos a la gente que va a encontrar en esta película personajes igual de complejos, de disfrutables como lo que hemos hecho antes, porque no es no más de que son buenos o que son papás. A nosotros nos gusta hacer personajes complejos. Si siguen nuestra carrera, le diría a la gente que se den y nos den la oportunidad de que les contemos nuevas historias y que al final si te gusta el trabajo de un actor, tiene que ver con cómo construye los personajes, no solo es un personaje el que funciona.

M.O. De alguna manera la gente que nos conoce y que nos ha seguido desde los inicios de nuestras carreras sabe que hemos interpretado muchos personajes tanto en cine, teatro y televisión. No somos actores de un solo personaje. Lo que sí es que hay personajes y proyectos que pegan más que otros o que tienen mucha más exposición que otros o que simplemente a la gente le gusta más que otros. A mi ya me dicen de mil nombres y he escuchado que a Fer también. Creo que “Ya Veremos” es un matiz más dentro de nuestras carreras que la genta la va a poder disfrutar y sobre todo este proyecto que es 100% familiar. Generalmente los proyectos están limitados a cierto público o de cierta edad en adelante.

Pocas veces como actores nos toca hacer un proyecto que sea de cuatro cuadrantes y que lo puedan ver niños, adolescentes, adultos y abuelitos.

L.V. Por último, en “Ya Veremos” Santi hace su listado, su “Bucket List” de las cosas que quiere hacer ante cualquier cosa que pueda pasar más adelante. ¿Ustedes han pensado en eso? ¿Podrían compartirnos cada uno tres cosas que tengan pendientes de realizar?

F.C. Yo quisiera aprender a hablar francés, quisiera aprender a tocar el celo, quisiera tener un hijo. No se si voy a poder hacer todas las cosas al mismo tiempo, pero son deseos de hace mucho tiempo que por una cosa u otro uno no ha podido realizar, pero eso estaría en mi “Bucket List”.

M.O. El hijo es muy fácil. Eso lo puedes hacer ya.

F.C. Jajajajajaja.

M.O. Yo la verdad es que “Bucket List” como tal, pues, así como que pendientes en la vida ya no tengo, estoy muy agradecido con lo que me ha tocado vivir. Según yo ya estoy viviendo horas extras, pero si me dijeran “Te queda una semana” “Te queda un mes de vida” lo mío sería estar con mi mujer, con mis dos hijas en la naturaleza y que es lo que trato de hacer hoy por hoy, disfrutarlas lo más que pueda.

—————-

YA VEREMOS

Clasificación: PG13

Estreno en Estados Unidos: 31 de agosto.

Dirección: Pitipol Ybarra

Actores: Mauricio Ochmann (Rodrigo)- Fernanda Castillo (Alejandra)- Emiliano Aramayo (Santi) –

Erik Hayser (Enrique)

Fuente
Alexia Ríos-Hayashi
Etiquetas

Redacción La Visión

La Visión es el periódico de los Latinos en EE.UU. que nos mantiene informado sobre el acontecer local y mundial de una manera clara y ágil.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar