InternacionalNoticias

Acusan a China de usar órganos de los prisioneros

(Yahoo Noticias) Wendy Rogers, profesora de ética clínica de la Universidad Macquarie en Sídney, ha publicado un artículo y un estudio en el que participan otros investigadores en los cuales pone en duda el sistema de donación de órganos chino y expresa su temor de que se estén usando órganos de presos que no han dado su consentimiento. Como medida inmediata, pide que dejen de publicarse investigaciones y estudios de este país sobre trasplantes hasta que se estudie y aclare el origen.

A través del artículo publicado en The Conversation y en el estudio conjunto realizado por varios investigadores que ha visto la luz en la revista médica BMJ Open (British Medical Journal Open), Rogers denuncia la situación de la donación de órganos en China. Un tema de debate internacional recurrente que ha puesto una vez más de manifiesto que el sistema de transplante de órganos en China no es transparente.

Los firmantes de este nuevo estudio tachan, según recoge BBC Mundo, de cómplices a aquellas revistas que publican los venidos de China sobre transplantes de órganos ya que tienen más que sospechas fundadas de que le origen de estos está en las cárceles del país, de presos ejecutados, incluidos los de conciencia.

De momento, lo que piden es que los 400 estudios chinos publicados sean retirados. “Lo que hemos constatado plantea preguntas importantes y perturbadoras sobre las omisiones éticas en el proceso de revisión y publicación de investigaciones sobre trasplantes”, asegura Rogers tras poner bajo la lupa 445 estudios sobre trasplantes de corazón, hígado y pulmones provenientes de China y publicados en revistas médicas entre los años 2000 y 2017.

Con menciones a 85.477 trasplantes, Rogers señala que en el 99% de los estudios examinados no se especifica si los donantes firmaron un consentimiento. Menciona, además, el caso concreto de 19 investigaciones en las que se contabilizan casi 2.700 transplantes procedentes de donaciones voluntarias antes de 2010. Sin embargo, el programa de donación voluntaria chino no se puso en marcha hasta ese año.

Lo que piden Rogers y sus compañeros es el “retiro inmediato de todos los estudios que de acuerdo a nuestra investigación no son consistentes con estándares internacionales sobre donación de órganos”. Además de proponer que no se publiquen más hasta que se aclare la situación.

Este grupo de investigadores australianos no es el primero que denuncia la opacidad de la donación de órganos en China y que pone en duda la procedencia de los mismos. Las cifras no encajan. Desde BBC Mundo destacan que si bien el Gobierno habla de 10.000 transplantes anuales, los hospitales dan la cifra de 60.000, según un informe realizado en 2016 por la Coalición Internacional Para Poner Fin al Abuso de Trasplantes en China. Ese mismo año, el Parlamento europeo condenó lo que llamó la “cosecha” de órganos que provenían de presos de conciencia.

Solo un año antes China había asegurado su compromiso para establecer una regulación y dejar de realizar transplantes con órganos de prisioneros. Sin embargo, cuando dos años después le preguntaron a su ministro de salud y director del comité de órganos, Huang Jiefu, en una visita oficial a Roma, este respondió que “China es un país grande con una población de 1.300 millones de personas, así que definitivamente tengo certeza de que hay algunas violaciones a la ley”.

Fuente
Yahoo Noticias
Etiquetas

Redacción La Visión

La Visión es el periódico de los Latinos en EE.UU. que nos mantiene informado sobre el acontecer local y mundial de una manera clara y ágil.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar