LocalesNoticias

“3,585 Millas para ser una Niña Americana” En memoria de los niños migrantes y sus padres

Nury asegura, que pese al periodo de transculturización; nunca abandonó su lengua madre: el español.

Por Irene Díaz-Bazán

Fotos: Irene Díaz-Bazán

ATLANTA.-  A los diez años una niña ciertamente no está lista para afrontar grandes cambios y desafíos Nury Castillo Crawford, lo hizo al emigrar desde su natal Lima, Perú hasta Indianápolis, Estados Unidos.
“Recuerdo que cuando ingresé por primera vez a la escuela en Indianápolis, yo no entendía nada de lo que me decían mis amiguitas, me acercaba mucho a ellas para aprender inglés”, narra Nury, evocando décadas atrás cuando se sentía intimidada ante lo desconocido.

Ella transformó el proceso de adaptación a su nuevo mundo volcando toda su experiencia en la publicación de su colorido libro “3,585 to be An American Girl” (“3,585 millas para ser una niña americana”). El texto, escrito tanto en inglés como en español, refleja la vida de miles de menores migrantes que -como ella- salieron de sus países, se alejaron de sus aulas y juegos, de los aromas de su tierra, sus costumbres y tradiciones para emprender un nuevo comienzo en suelo estadounidense.
Mas la distancia geográfica, nunca terminó con su arraigo cultural, especialmente con su lengua materna.

A través de sus páginas acompañadas de dibujos; la autora  rinde -en líneas- tributo al esfuerzo, desprendimiento y dedicación que ejercieron sus padres para criarla junto a sus dos hermanos menores.
Desde el prólogo que representa su periplo a bordo de un avión hasta la última página, Nury nos lleva por el viaje imaginario que ha sido su exitosa vida.

“Mi madre murió hace seis años. Yo no quise que la historia de ellos, sus sacrificios y sus sueños para darnos una vida mejor terminen incluso con mi muerte”, asegura  Castillo Crawford recordando que la suya fue una historia de justicia y amor a sus progenitores.

Otro de los motivos que la impulsó a escribir su primer libro fue como ella expresa, para darle un revés “a la retórica antiinmigrante” que -generalmente- relata historias protagonizadas por extranjeros criminales.

“Mi historia es la de una niña y de su familia que luchan por salir adelante (…)”, destaca.

EDUCADORA, MENTORA Y EDITORA
Su testimonio y proceso de asimilación a una nueva cultura, ha convertido a esta educadora de las Escuelas Públicas de Gwinnett, el distrito escolar con mayor población de hispanos, en una mentora dedicada a que los estudiantes latinos no pierdan el hábito de hablar, leer y escribir en el idioma de Cervantes.
“Es importante para maestros, educadores, pero también es importante que los padres de familia sepan del poder de nuestra cultura y de inculcarles a nuestros hijos a mantener nuestro idioma”, dice. “En este tiempo que   atravesamos es importante que los niños se mantengan orgullosos de sus raíces y que mantengan en alto su autoestima”. La sudamericana reconoce que la vida del migrante está mediatizada por el afán de supervivencia.

“Es cierto, debemos trabajar duro, pagar cuentas, pero sin que los niños no logren sus metas, no vamos a salir adelante”.

Nury reconoce que toda esta transición a la escuela, su vida cotidiana y un mundo completamente distinto, le enseñaron  que la clave de la felicidad que es amarse a sí mismo.

Al escribir, el objetivo de esta peruana, madre de tres hijos, es compartir su historia con la mayor cantidad de personas posible e incentivar a los estudiantes a reconocer que sus desafíos actuales no necesariamente reflejan su máximo potencial.

Nury actualmente es Presidenta de GALAS: Asociación de Superintendentes y Administradores Latinos de Georgia y se prepara para el lanzamiento de su próximo libro “Siembra bien la semilla…cosecha maravillas” que también está editado por separado en idioma inglés.

Su afán por redactar e instruir la ha llevado a crear su propia compañía editorial “1010 Publishing” para inspirar a otros a escribir sus propias historias y ponerlas en manos de lectores ávidos de leer propuestas reales de vida y motivación. “Porque nadie puede escribir tu propia historia mejor que tú”, sustenta.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar