LocalesNoticias

Debía cuidar a dos niños, pero se emborrachó y chocó

KENNESAW, Georgia.-

Una mujer de Kennesaw está en serios problemas con la ley por conducir y chocar en estado de ebriedad y por dejar solos a dos pequeños niños a los que se suponía, debía de cuidar.

Kellie Hutcheson recibió dos cargos por crueldad infantil y uno por DUI. Es la cuarta vez que la detienen por conducir en estado de ebriedad.

De acuerdo con la Policía de Kennesaw, el 12 de octubre oficiales investigaban un accidente de tránsito cercano a Legacy Park Clubhouse.

 

Las autoridades dijeron que la conductora del vehículo responsable del choque, Kellie Hutcheson, se encontraba en estado de ebriedad.

En el otro vehículo iban tres hermanos, dos en edad adolescente y uno menor, que dijeron al canal local Fox 5 que estaban regresando a casa de un partido escolar de futbol americano cuando Hutcheson los chocó de frente. Los hermanos tuvieron que saltar del auto antes de que este se fuera por un barranco.

Conversando con Hutcheson, los oficiales descubrieron que ella y su esposo debía de cuidar a dos niños, de 2 y 4 años, hijos de familiares. La mujer estaba tan borracha, que no pudo dar la dirección donde se encontraban los niños. Tras varias llamadas, los oficiales consiguieron la dirección, a cerca de una milla del choque. Al arribar a la residencia encontraron a los menores sanos y salvos.

Christopher Hutcheson, esposo de la conductora, llegó a la casa cuando los oficiales estaban ahí. Él también se encontraba ebrio y fue arrestado.

Etiquetas

Redacción La Visión

La Visión es el periódico de los Latinos en EE.UU. que nos mantiene informado sobre el acontecer local y mundial de una manera clara y ágil.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar