NacionalNoticias

Cadena perpetua para madre cuyo hijo de 4 meses fue encontrado muerto

Su cuerpo infestado de gusanos fue encontrado en una mecedora de bebé en su casa.

(MEAWW) Una mujer de Iowa fue condenada a toda su vida tras las rejas sin posibilidad de libertad condicional por la muerte de su hijo de 4 meses, cuyo cuerpo infestado de gusanos fue encontrado en una mecedora en su casa.

El 30 de agosto de 2017, Sterling Koehn fue encontrado sin vida y sangrando por la boca en su sofocante dormitorio en un apartamento en Alta Vista, en el condado de Chickasaw, informó el Daily Mail.

El 19 de febrero Cheyanne Harris, de 22 años, fue vista sin mostrar emociones cuando fue condenada en el tribunal en New Hampton a la pena impuesta por el estado. Su solicitud de un nuevo juicio también fue denegada. A los jurados del condado de Plymouth les llevó aproximadamente cuatro horas encontrar a la mujer culpable de asesinato en primer grado y poner en peligro la vida de un menor.

Ninguno de los miembros de la familia de Harris estuvo presente para ver a la joven madre ser sentenciada. El 4 de diciembre del año pasado Zachary Koehn, el padre del niño, fue condenado a cadena perpetua por la muerte del menor.

 

Un examen post mortem del cuerpo del bebé mostró que murió de desnutrición, deshidratación y una infección por E. coli. Harris, quien era drogadicta y se declaró inocente durante su audiencia de culpabilidad, fue arrestada después de que los paramédicos encontraron al bebé.

La joven madre interrumpió su juicio en enero, cuando comenzó a llorar después de ver imágenes de su bebé muerto.

Las imágenes eran espantosas y mostraban al niño sangrando de la boca mientras vestía pantalones de camuflaje y una camisa con una caricatura de vaca que decía: “vamos a jugar”. El Waterloo-Cedar Falls Courier informó que las autoridades dijeron que encontraron dentro del apartamento todo lo que se necesitaba para cuidar a un bebé, incluidos pañales nuevos y ungüento para bebés para tratar la erupción.

Según los informes, Koehn ganaba $ 450,000 al año e incluso tuvo acceso a un seguro de salud, pero los testigos dijeron al tribunal que el apartamento olía a orina, heces y suciedad en general. El otro hijo de la pareja, una hija de 2 años, estaba saludable y parecía estar bien.

 

La corte escuchó que la manta del bebé Sterling estaba cubierta de orina y que había gusanos en su ropa. El jefe de policía, Reed Palo, dijo que Harris le había dicho que la noche antes de que lo encontraran había alimentado a su hijo con aproximadamente cuatro onzas de comida.

Sin embargo, un entomólogo forense dijo que Sterling había estado entre 9 y 14 días con el mismo pañal y en la mecedora para bebé en cualquier lugar. El experto también dijo que “no le habían cambiado el pañal, ni lo habían bañado, ni lo habían sacado del asiento en más de una semana”.

Se informó que Harris, quien según reportes usó metanfetamina por última vez unas semanas antes de que su bebé muriera, tuvo depresión posparto y que se esperaba que usara intoxicación o una menor responsabilidad como defensa durante el juicio.

 

Zachary Paul Koehn, de 29 años, de Alta Vista, fue condenado en menos de 2 horas y recibió una sentencia de prisión obligatoria de cadena perpetua sin libertad bajo palabra por poner en peligro la vida de un menor, provocando la muerte de Sterling.

Fuente
Traducido de MEAWW
Etiquetas

Redacción La Visión

La Visión es el periódico de los Latinos en EE.UU. que nos mantiene informado sobre el acontecer local y mundial de una manera clara y ágil.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar