NacionalNoticias

FBI mata a víctima de secuestro durante operativo de rescate

HOUSTON – Este miércoles se presentaron en la Corte del Condado Montgomery, Jimmy Sánchez y Nicholas Cunningham, los hombres acusados de secuestrar -con el propósito de cobrar un dinero- a Ulises Valladares, el hondureño baleado mortalmente por un agente del FBI en una operación de rescate el pasado 24 de enero.

Sánchez, de 38 años, y Nicholas Cunningham, de 42, están acusados de robo y secuestro agravado.

Según los investigadores, los dos ataron a Valladares y lo sacaron de su casa en Conroe (al norte de Houston), con el propósito de presionar a un hermano de este por el pago de $20,000 que le debía al Cartel del Golfo de México.

Valladares fue llevado a una casa en el área de Houston donde fue puesto bajo custodia de Sophia Pérez, de 35 años, quien enfrenta cargos de secuestro agravado y quien deberá presentarse ante el mismo juez este jueves.

El operativo

En el operativo de rescate liderado por el FBI, Valladares recibió un disparo mortal por parte de uno de los agentes.

El Departamento de Policía de Houston dio a conocer detalles del operativo en el que murió Valladares.

De acuerdo con el jefe de HPD, Art Acevedo, el equipo de operaciones tácticas del FBI llegó ese día a la casa donde se encontraba Valladares en la mitad de la noche e intentó ingresar al lugar por el patio trasero.

Inicialmente, intentó forzar una ventana con una barra de metal, pero la barra se le cayó dentro de la casa, por lo que decidió usar su rifle, un M4, para continuar con su intento de romper la ventana.

El agente del FBI, según Acevedo, no se percató que en esa zona de la casa estaba Valladares -quien según las autoridades se encontraba atado y con la boca vendada-, y quien al sentir que alguien forzaba la ventana sujetó el rifle y lo jaló hacia él.

Esto motivó que el agente del FBI -al ver que perdía el total control del rifle- y sin saber quién le jalaba el arma- decidiera disparar. El balazo impactó a Valladares quien murió poco después en un hospital del área.

“Él no se dio cuenta quién estaba jalando su rifle y por eso disparó. No fue accidental, disparó a propósito porque sintió que perdía el control del rifle.

Cabe destacar que el agente del FBI que se vio involucrado en la muerte de Ulises Villadares fue puesto en licencia administrativa mientras se lleva a cabo la investigación por parte del Departamento de Justicia.

Las autoridades arrestaron a tres personas vinculadas, presuntamente, al secuestro y extorsión de la víctima.

Los tres arrestados fueron Nicholas Cunningham, Jimmy Sánchez y Sofía Pérez. Los dos primeros enfrentan cargos de secuestro y robo agravado, mientras que la mujer está acusada de secuestro agravado.

A Cunningham y Sánchez se les negó la posibilidad de salir libres bajo fianza, mientras que a que Pérez se le fijó una fianza de $1 millón.

Este miércoles nuevamente se les volvió a negar a Sánchez y Cunningham la posibilidad de salir libre bajo fianza, tal y como lo había solicitado su abogado.

El secuestro de Valladares se había producido en la ciudad de Conroe. Tanto la víctima como su hijo habían sido sacados de una casa, atados con cinta.

Luego desde un hotel ubicado en el área de Webster, al sureste de Houston, los dos hombres arrestados habrían hecho demandas económicas a un familiar del secuestrado, según ellos a nombre del Cartel del Golfo.

“Para mí las personas que lo secuestraron son más responsables de la muerte de Valladares, que el agente que disparó”, finalizó Acevedo.

Fuente
Telemundo Houston
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Inicio
Periódico
Mediakit
Contacto