NacionalNoticias

Restaurante echa a portavoz de la Casa Blanca por falta de “honestidad y compasión”

(Vanguardia) “El restaurante tiene ciertos estándares que mantener, como la honestidad, la compasión y la cooperación”. Así justifica la propietaria del restaurante Red Hen (la gallina roja, en castellano) de Lexington (Virginia) negarse a servir la cena a la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, en un acto que ha revolucionado las redes sociales norteamericanas, con una catarata de comentarios a favor y en contra de la decisión adoptada por Stephanie Wilkinson.

La dueña del restaurante explica en The Washington Post que fueron los empleados del local los que la llamaron y le informaron que Huckabee Sanders había entrado en este pequeño lugar perdido en medio de la invisible y rural Lexington, de apenas 7.000 habitantes. “Me llamaron y me dijeron que estaban preocupados, así que fui a comprobar que realmente estaba allí”.

Wilkinson, que se define “poca amiga de la confrontación” explica que su prioridad es que “el negocio prospere”. Sin embargo, agrega que “hay momentos en los que uno tiene que tomar decisiones incómodas para defender su moral” y, a su juicio, Sarah Huckabee Sanders trabaja al servicio de una administración “inhumana y poco ética”.

Entonces, la propietaria del Red Hen reunió a sus empleados en la cocina y les preguntó: “¿Qué quieren que haga? Puedo pedirle que se vaya”. “Sí”, respondieron los trabajadores, según relata la propia Stephanie Wilkinson, para quien fue importante el hecho de que los empleados ya hubieran servido los primeros platos a los comensales pese a su rechazo.

Con la decisión tomada, la jefa del establecimiento pidió a la portavoz de la Casa Blanca que le acompañara para hablar aparte, donde le pidió “de forma cortés y directa” que se fuera. “La respuesta de Sanders fue inmediata: ‘Está bien, me iré’”, explica Wilkinson en The Washington Post, donde añade que tanto la portavoz como sus acompañantes se fueron educadamente y ofrecieron pagar los platos consumidos, algo que el restaurante rechazó.

La que pasó entonces ya se conoce: Sarah Huckabee Sanders explicó lo sucedido a través de las redes sociales y el Red Hen se ha puesto en el foco mediático. “La pasada noche la dueña de Red Hen en Lexington, Virginia, me dijo que me fuera porque trabajaba para @POTUS -acrónimo de presidente de EE.UU., en inglés -y me fui cortésmente”, explicó Sanders en Twitter. “Sus acciones dicen más sobre ella que sobre mí. Siempre hago todo lo que puedo para tratar de una forma respetuosa a todo el mundo, incluyendo a aquellos con los que no estoy de acuerdo, y continuaré haciéndolo”, añadió.

 

Desde entonces el restaurante ha recibido multitud de comentarios y valoraciones en Internet e incluso ha atraído a decenas de curiosos hasta este pequeño local de la rural Lexington. “Haría lo mismo”, zanja su propietaria al ser consultada sobre si volvería a dejar sin cena a la portavoz del Gobierno estadounidense visto el revuelo causado.

 

Fuente
Vanguardia
Etiquetas

Redacción La Visión

La Visión es el periódico de los Latinos en EE.UU. que nos mantiene informado sobre el acontecer local y mundial de una manera clara y ágil.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar