NacionalNoticias

Disminuyen paradas de tránsito en zonas de Phoenix

PHOENIX (AP) — Las paradas de tránsito realizadas por la policía en el área metropolitana de Phoenix han disminuido más de la mitad desde que un juez federal descubrió la práctica era discriminatoria cuando Joe Arpaio era jefe de policía local.

Con la agencia aún bajo supervisión judicial, los oficiales temen que sus razones para detener a los conductores sean examinadas injustamente o enfrenten investigaciones de asuntos internos, dijeron el sucesor de Arpaio, Paul Penzone, y otras personas entrevistadas.

“Todo esto se debe a este temor y mentalidad de que las órdenes de la corte buscaban dañar al departamento, en lugar de mejorarlo”, dijo Penzone a The Associated Press.

Las paradas de tráfico en el condado Maricopa han caído un 52% desde 2015 hasta 2018, según cifras proporcionadas a la AP por el departamento de policía. El dramático descenso, de 31.700 paradas en 2015 a 15.200 en 2018, plantea dudas sobre si a los agentes les falta evidencia sobre drogas ilegales, robos y otros delitos que a veces se descubren al momento de detener a los automovilistas.

Penzone reconoció que a los oficiales les puede faltar la actividad criminal, pero enfatizó que es inaceptable que se retiren de sus deberes.

El último análisis público de detenciones de tráfico para la agencia realizado por investigadores de justicia penal de la Universidad Estatal de Arizona encontró que los oficiales han hecho mejoras, pero aún son más propensos a buscar y arrestar a los conductores hispanos que a los blancos.

Brad Ruehle, presidente de un grupo que representa a los policías condales, se negó a comentar sobre la disminución de las paradas de tránsito. Otros dijeron que es normal que los números disminuyan después de una decisión importante sobre cómo se aplica la ley.

La agencia ha estado bajo supervisión judicial desde que un juez concluyó en 2013 que los policías tenían un perfilamiento racial hacia los latinos en la época que Arpaio era sheriff. Las cifras se remontan solo a 2015 porque la agencia adoptó un nuevo sistema de registro, y los datos anteriores no contienen suficientes detalles para hacer una comparación.

La reestructura incluyó volver a capacitar a los oficiales para hacer paradas constitucionales, establecer un sistema de alerta para detectar el comportamiento problemático de agentes, equiparlos con cámaras corporales y realizar intervenciones con aquellos que tengan estadísticas diferentes a las de sus compañeros en la forma en que tratan a los latinos.

El juez que lleva el caso también ordenó una revisión general de las operaciones de asuntos internos de la agencia, que bajo el liderazgo de Arpaio fue criticada por una toma de decisiones sesgada que permitía a los policías condales eludir cualquier responsabilidad.

Fuente
AP
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar