NacionalNoticias

Un mensaje antes de la catástrofe avisó del mal estado de la limusina de la muerte.

(Telemundo) La limusina que se estrelló y mató a 20 personas en el estado de Nueva York el sábado estaba en “terribles condiciones” y era un vehículo de reemplazo, luego que el autobús alquilado por el grupo se averió, dijeron a la prensa familiares de las víctimas.

Fue el accidente más letal en Estados Unidos desde febrero de 2009, cuando 50 personas murieron luego de que un vuelo regional de Continental Airlines se estrellara en una casa cerca de Buffalo, también en Nueva York.

Erin Vertucci, quien pereció junto a su esposo en el accidente, le envió un mensaje de texto a una prima unos minutos antes de fallecer, quejándose de que la limosina estaba en “condiciones terribles”, le dijo al diario The Washington Post Valerie Abeling, tía de Erin y madre de la prima que no estaba en el grupo.

La limusina se desplazaba por la ruta estatal 30 en Schoharie, a unas 170 millas al norte de la ciudad de Nueva York y 43 millas al oeste de Albany, cuando cruzó la intersección con la ruta 30A e impactó a un Toyota Highlander estacionado pero vacío.

 

Chris Fiore, primer superintendente adjunto de la Policía del Estado de Nueva York, dijo que la limusina no se detuvo en la intersección. El límite de velocidad en esa carretera es de 50 mph. Según testigos, el vehículo iba loma abajo a una velocidad de 60 millas por hora, cuando impactó el SUV, dos peatones -a los que mató- y cayó por un barranco.

Axel y Amy Steenburg, quienes se habían casado apenas en el verano, habían alquilado inicialmente un autobús para un grupo de amigos y familiares que celebrarían el cumpleaños 30 de Amy. Junto a ella murieron sus tres hermanas, así como el hermano de Axel.

Se dirigían a una cervecería en Cooperstown, Nueva York, cuando el autobús en el que viajaban se averió. La compañía a la que alquilaron el vehículo, Prestige Limousine, les envió una limusina en forma de SUV largo como reemplazo.

Prestige Limousine había sido inspeccionada cinco veces en los últimos cinco años y cuatro vehículos fueron colocados fuera de servicio, según los registros del Departamento de Transporte. La compañía no había tenido ningún accidente en los últimos dos años, indicó un reporte de ABC News.

Las limusinas construidas en fábricas ya deben cumplir con estrictas normas de seguridad, pero cuando los autos y SUVs se convierten en limusinas, a veces se eliminan elementos de seguridad, según determinó un gran jurado de Nueva York tras un accidente letal en 2015.

El gran jurado le pidió entonces al gobernador del estado, Andrew Cuomo, que estableciera regulaciones más estrictas para esos vehículos.

El sitio del accidente es conocido por su peligrosidad.

“Más accidentes de los que puedo contar”, dijo a la AP Jessica Kirby, directora general de Apple Barrel Country Store and Cafe, en un correo electrónico. “Hace años que pedimos que se haga algo”.

La intersección se construyó en 2008 luego de un accidente mortal, dijo Kirby, pero considera que el arreglo solo empeoró la situación.

Es una opinión que comparte el supervisor de la ciudad de Schoharie, Alan Tavenner.

“Hubo remolques de tractores que vinieron por esa colina y fue un milagro que no mataran a alguien. Honestamente, creo que era una intersección más peligrosa que antes”, dijo a The New York Times.

Fuente
Telemundo
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Inicio
Periódico
Mediakit
Contacto