LocalesNoticias

Mujer descarga ira en embarazada

MACON, Georgia.- Una mujer fue acusada de violencia después una pelea con un miembro del servicio militar en estado de embarazo en el restaurante Cheddar’s Scratch Kitchen, ubicado en el 4020 Riverside Drive, la noche del sábado 14 de abril al norte de la ciudad de Macon.

De acuerdo con los registros de la cárcel del condado de Bibb, Judy Tucker, la agresora de 71 años de edad fue arrestada y puesta en libertad después pagando una fianza de $650 dólares. Un vídeo que se ha hecho viral en las redes sociales en todo el país parece mostrarla en una discusión con dos mujeres de la armada que se convierte en una pelea de gritos y empujones.

Los agentes del orden respondieron a una llamada y en su reporte indican que encontraron un grupo de gente afuera de la puerta principal del establecimiento.
Judy Tucker le dijo a los policías que estaba molesta con una mujer que la estaba grabando con su celular y lo que ella intentaba era arrebatarle el teléfono. Mencionó que la otra mujer la agarró y le raspó el brazo, según Tucker. También apuntó que aunque la discusión comenzó por un espacio de estacionamiento, mencionó: “todo comenzó porque yo soy blanca y era una cuestión de raza”.

Stephanie Mitchell les dijo a los agentes de la ley que estaban retrocediendo en un espacio de estacionamiento cuando el hijo de Tucker, Robbie, se les acercó y les dijo que deberían aprender a estacionarse y las llamó despectivamente con palabras altisonantes.

Después de que Mitchell y Treasure Sharpe entraron al restaurante, dijeron que Robbie Tucker se les acercó de nuevo.
Llamó a las dos mujeres, que vestían uniformes militares, “lesbianas negras”, según el informe.

El informe policial dice: “La señora Mitchell trató de calmar la situación”, pero fue entonces cuando los dos grupos comenzaron a discutir sobre el vídeo del teléfono celular. Después de que Sharpe dijo que estaba embarazada, el reporte indica: “La señora Tucker se abalanzó y golpeó a la señora Sharpe en la cara”.
“Con todo el alboroto y las bofetadas, nunca se demostró a través del vídeo del teléfono celular que ninguna de las mujeres, Mitchell o Sharpe, hicieran algo malo”, mencionó el informe. Por el contrario, los oficiales escribieron en su informe que decidieron que Judy Tucker tenía la culpa y que era el principal agresor.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Inicio
Periódico
Mediakit
Contacto