Mar 26, 2017 Last Updated 5:03 PM, Mar 25, 2017

Demanda federal contra el DDS por negar licencias de conducir

Demanda federal contra el DDS por negar licencias de conducir FOTO: Departamento de Servicios de Georgia.

Por Irene Díaz-Bazán

 

ATLANTA.- 

El abogado Justin W. Chaney en conjunto con el Centro Legal contra la Pobreza en el Sur de Atlanta (Southern Poverty Law Center, SPLC)   interpusieron una demanda federal contra el Departamento de Servicios del Conductor de Georgia (Georgia Department of Driver Services, DDS)  por negarse a emitir licencias de conducir a migrantes con autorización de trabajo o en vías de obtener la residencia de los Estados Unidos.

La acción legal a favor de seis personas; tres hispanos, dos canadienses y un migrante de la India, fue presentada el miércoles 27 de abril en la Corte Federal del Distrito Norte de Georgia (Northern District of Georgia) División de Atlanta. La demanda fue interpuesta en la persona de Bert Brantley, Comisionado del DDS.

Por su parte, el abogado de inmigración Charles Kuck de la firma de abogados Kuck Inmigratiom Partners, LLC; presentó otra querella legal el jueves 28 de abril  también  contra el DDS en la Corte Superior del Condado de Fulton en representación de tres inmigrantes hispanos.

Hace aproximadamente un año –como lo ha documentado el Periódico La Visión  en el artículo[“En Georgia niegan licencias de conducir a docenas de hispanos] - en esta agemcia del gobierno estatal se está negado la emisión de licencias de conducir a personas con permisos de trabajo válido y bajo ajustes migratorios en las categorías C9 y C10.  Quienes cuentan con permisos de trabajo con categoría C9, tienen un ajuste de estado pendiente. Quienes tienen categoría C10, son aquellos

en proceso de expulsión que tienen una aplicación pendiente de cancelación de deportación.

“LOS DISCRIMINAN”

La abogada Kristi Graunke del Centro Legal contra la Pobreza en el Sur de Atlanta dijo a La Vision que la agencia está discriminando a los inmigrantes y aplicando perfil racial  al negarles el documento de conducir. “Es ilegal lo que hacen”, sostuvo.

Según el alegato, la política de la agencia estatal,  es negar licencias a los que no son ciudadanos y que no pueden demostrar que han vivido legal y continuamente en los EE.UU., pese a estar actualmente autorizados por el gobierno federal a vivir y trabajar en los Estados Unidos.

La abogada Graunk dijo que “están actuando como si fueran agentes de inmigración”.

“A los que solicitan licencia les preguntan por el tiempo que tuvieron la visa y cuando expiró y el tiempo que han vivido sin estado legal, los llenan de preguntas pero esto solo compete a inmigración”, comentó.

“Bajo la ley federal todas estas personas ya tienen un estado legal”, recalcó explicando que tienen derecho a obtener el documento de manejar.

PRECEDENTE LEGAL

El abogado Justin W. Chaney de la firma de abogados Law Office Of Justin W. Chaney, LLC,  informó que desde enero de este año 2016, su oficina interpuso una demanda contra el DDS en defensa de varios clientes  a quienes se les ha negado renovar su licencia.

La demanda fue interpuesta en la Corte Superior del Condado de Fulton contra Robert Mikkel, excomisionado del Departamento de Servicios al Conductor de Georgia quien renunció a su cargo.

PREOCUPADOS

El mexicano Jorge Rocillo Zaragoza quien es uno de los demandantes con permiso de trabajar categoría C-10 dijo a que sentía una enorme ncesidad de desplazarse. El hispano se dedica a la construcción y dijo que tiene que manejar por una hora hacia su centro de trabajo. “En realidad no entiendo porqué me han negado la licencia, tengo permiso de trabajo, tengo seguro social. Voy a sacar mi licencia y me dijeron que no aparecía en la computadora, no sé que está pasando”,  expuso. Rocillo hizo una llamada donde le dicen que para obtener la licencia debe ser residente de los EE.UU.

Otro hispano, Edilberto Bohorquez, reclamó que su petición de renovar su licencia de conducir de Georgia, fue rechazada pese a contar con autorización de trabajo tipo “C9”.

Ambas demandas fundamentan  cómo los inmigrantes previamente tenían licencias de conducir de Georgia válida, pero se les negó

renovarlas en el DDS

 “NO PORTEN DOCUMENTOS FALSOS”

El abogado de inmigración, Charles Kuck, confirmó que su despacho ha recibido docenas de casos de personas que “aun teniendo permisos de trabajo” se les niega renovar este documento.

Kuck informó que se está negando la obtención de licencias de manejo a quienes presentan generalmente los siguientes tipos de permiso de trabajo: “C9” (por ajuste migratorio) “C10” (quienes han solicitado la cancelación de la remoción y no tienen estatus legal)  y “C18” (quienes tienen orden de deportación pero no han sido expulsados del país y han obtenido permiso de trabajo en éste país).

El letrado con amplia experiencia en temas migratorios  aconseja “no portar documentos falsos ni intentar solicitar licencias en otros estadoS porque puede traer graves consecuencias”.

Mario Jiménez, mexicano originario de Chihuahua, residente de Athens,  declaró a éste medio que el “personal del DDS me trató bien pero me explicaron que el sistema no les permitía registrar mi solicitud de renovación por tener un permiso con categoría “C1O”.

Desde agosto del 2015, el hispano intentó obtener el documento en varias dependencias del DDS en el condado de Athens-Clarke y al obtener negativas, viajó en diciembre a Florida donde le emitieron una licencia válida por año (mismo tiempo del permiso de trabajo).

Adelina Nicholls, directora ejecutiva de la organización proinmigrante GLAHR,   opinó que ambas demandas “eran justas y necesarias”.

El Departamento de Servicios al Conductor no ha emitido comentarios al respecto pese a continuas llamadas.


lawoffice

telemundo

.
Opengraph meta generated by Crex Opengraph - Developed by JOOservices Ltd