Ali LandivarBienestarColumnistasVida

LA EMOTIVIDAD NO SOLO ES DE MUJERES

De todo un poco con Ali Landivar:

 

¿Somos o nos hacemos emocionalmente diferentes? Según mi punto de vista, hay una variable de género en la evaluación de las competencias emocionales.

A las mujeres siempre se nos ha dicho que somos demasiado emotivas, sensibles y hasta exageradas, solo para compararnos desfavorablemente con los hombres, tan controlados, tan medidos. Eso, sin embargo, no pasa de ser una fantasía inventada por ciertos hombres para inferiorizarnos. A los varones, los padres los crían como soldados fríos sin emociones, diciéndoles que no se comporten como niñitas, que el hombre no llora, no grita, no patalea, que eso es de niñas. Todo esto ha generado una sociedad de hombres insensibles, prestos para toda clase de guerras, pero perdidos en el trato con las féminas.

En los estudios de los psicólogos y psiquiatras, aseguran que la inconstancia y la histeria femenina son una virtud. Los entendidos en esta materia creen firmemente que los defectos que los hombres han atribuido a las mujeres durante siglos son, de hecho, nuestra fortaleza. Las emociones, la inconstancia, la histeria, la frustración y así sucesivamente, son simplemente sintomáticas de una sensibilidad más marcada. Una sensibilidad femenina que permite a la mujer adaptarse más fácilmente al mundo que la rodea, siendo capaz de simpatizar mejor con los demás.

Aunque hay estudios sicológicos sobre las diferencias fundamentales entre el hombre y la mujer, el resultado ha sido invariablemente que no existen diferencias aparentes entre emotividad de niños y niñas cuando se estudia su conducta.

Por otra parte, yo sí creo que las mujeres demuestran un poco más sus emociones, sus efectos tienden a ser más apasionados que los de los hombres y necesitan más compañía de las personas a quienes quieren. En sus amores, experimentan mayores alegrías y más profundas tristezas que los hombres. Pero ellos, por su parte, tienden a hacerse un concepto más romántico que nosotras de la relación amorosa. Son los primeros en enamorarse cuando se inicia una relación y les resulta mucho más difícil dar por terminada la misma.

Cuando le digan a usted que por ser mujer es demasiado emotiva, no lo crea. Si usted presenta esas características, son simplemente aprendidas. Y si usted en realidad es una mujer serena, objetiva y controlada, no se deje apabullar por las fantasías que la mayoría de  los hombres se inventan ara sentirse superiores. En resumen, sea lo que sea y digan lo que digan, la emotividad no solo es de mujeres, ellos también tienen lo suyo.

Finalmente, la solución sería seguir gozando la vida, tal vez viajar, hacer ejercicios, una dieta y hacer el amor, no queda más. No se rompa la cabecita pensando en la diferencia del hombre versus mujer.

 

Tips para ser una mujer empoderada>>>

Ten confianza personal
Tener confianza en ti en cada etapa de tu vida es fundamental para que puedas potencializar tus talentos y lograr tus metas. Una manera efectiva para recordar lo que eres y vales es escribiendo en un diario todas tus fortalezas y éxitos, el cual debes mantener a la mano.

Establece objetivos claros
Para lograr ser una mujer empoderada establece dos o tres objetivos claros, y permite que ellos sean tu fuente de inspiración para trabajar cada día hasta lograrlos. Si no sabes exactamente lo que quieres, será muy difícil que encuentres la inspiración para esforzarte todos los días.

Sé persistente
La regla de oro para lograr todos tus objetivos es la persistencia. Debes ser capaz de mantener tu fuerza y voluntad para no desistir cuando enfrentas dificultades ¡La persistencia es una cualidad de una mujer empoderada que te llevará al éxito seguro!

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar