Ali LandivarBienestarColumnistasVida

Nuestra amiga, la vejez

De todo un poco con Ali Landivar

Los años van dejando en toda mujer las huellas de su paso, siendo la vejez un proceso lento, pero siempre inexorable.

Es la propia mujer quien debe evitar engaños y ser sincera consigo misma. Es preciso ir variando suavemente el maquillaje, el estilo y el modo de vestir, a fin de compensar con notas de personalidad el paso de los años. El hombre reconoce con más claridad el paso de los años sobre la mujer que sobre sí mismo. Existen algunos maridos que aceptan en la mujer el paso del tiempo como una necesidad biológica,  pero se niegan a perder de ellas, aquella sonrisa o las curvas de las cuales se enamoró.

Por esto, en caso de separación o divorcio a esa edad madura, el hombre siempre busca mujeres mucho más jóvenes que él con la única esperanza de volverse a encontrar con ese pasado, sin fijarse detenidamente que también está envejeciendo.

Sin embargo, la mujer tiene armas suficientes para atraer al hombre acorde con su edad. Pero, para ello, debe evitar siempre exageraciones que serían totalmente contraproducentes. Aunque se pudiera mantener un aspecto joven sometiéndose a costosos tratamientos médicos, a interminables sesiones de masajes, dietas, etcétera, la verdad es más cruda y, en algunas mujeres, podría provocar un verdadero shock nervioso y psicológico no aceptar lo inevitable y natural.

Según mi opinión, existen distintos tipos de edades. Aunque la vejez generalmente se asocia con una edad mayor, esto es relativo, ya que entran más factores que la determinan, como: La edad “biológica” podemos entenderla como la expectativa respecto a la duración potencial en años de vida.

Normalmente se mide la capacidad funcional de los sistemas vitales cuya situación limita o prolonga el ciclo vital.

Es lógico entender que este tipo de edad es al que comúnmente lo llamamos edad, con la única diferencia de que aquí no es “cuántos tienes”, sino “cuántos te quedan” para disfrutar, viajar, caminar y pensar por sí mismo, en términos de vida biológica.

La edad “psicológica” se relaciona con la capacidad de adaptabilidad que un sujeto manifiesta ante los distintos eventos que la vida puede depararle, por lo que es algo similar a lo que llamamos “madurez” en el lenguaje cotidiano. Asimismo, sé parte del hecho de que de una generación a otra se viven situaciones drásticas diferentes.

La edad “social” equivale a los roles y hábitos sociales que el sujeto es capaz de asumir en relación con su contexto con los que desempeñan otros miembros del grupo social y los que pudiera asumir de estos en un momento dado.

Después de estos tipos de edades, entonces puedo afirmar que la vejez llegaría en diferentes años en el sujeto, por lo que llego a la conclusión de que la edad no es exactamente un indicador de vejez.

Tips para lograr una vejez saludable >>>

Mantener una dieta saludable

El consumo de cereales integrales reduce en un 10% el riesgo de mortalidad en general. También, recomiendan comer al menos cinco porciones de frutas y verduras al día, pues reduce los riesgos de padecer diabetes, cáncer al colón y enfermedades cardiovasculares. Es importante reducir del consumo de grasas saturadas.

No fumar

Eliminar o reducir el tabaquismo es uno de los consejos más importantes, pues son conocidos los daños que produce el tabaco. Cáncer, Cardiopatía o patología pulmonar, son sólo algunos daños que puede causar el tabaquismo. Si para usted es muy difícil dejar el cigarrillo, es recomendable dosificar la dosis.

Manejar el estrés

El estrés puede ser causante de muchas enfermedades físicas y mentales, desde la obesidad hasta la depresión. Por eso, es fundamental aprender a controlarlo, ya sea a través de técnicas de respiración o desprendiéndose de aquellas cosas que lo provocan.

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar