Ali LandivarBienestarColumnistasVida

¿Se rompió el amor?

De todo un poco con Ali Landivar:

 

Sin saber cómo y cuándo, hay matrimonios que un día descubren que aquello que era el amor de su vida desapareció, ¿está usted en esta situación?

Cuando estamos solteritos nos embelesamos escuchando canciones románticas, leyendas y novelas que nos hacen creer que el amor es para siempre. El poeta brasileño Vinicius De Moraes escribió esta frase, muy cierta y cercana a la realidad: “el amor es eterno mientras dura”.
En el plano de lo humano nada es eterno, incluyendo los sentimientos, y en lo que respecta al amor, este sentimiento es el más intenso; por ello, todo ser humano tropieza inmerso en él por lo menos una vez en su vida.

¿Qué hacer después de llevar una relación estable y feliz durante varios años y descubrir en el matrimonio que eso que un día fue ya no existe?
Yo, en particular, diría que no es cierto que el amor muera así por así, sino que somos nosotros los que dejamos el amor en la rutina. Una situación de ruptura no llega de un momento a otro, sino que es fruto de un proceso lento en el que se han ido descuidando aspectos, como la falta de detalles de cariño, la actitud egocéntrica, tener secretos, la lucha de poderes, etc.

Hay casos en los que la mujer llega a tener una profesión con el que obtiene un fabuloso trabajo y, por consiguiente, un buen sueldo que supera al del esposo, esto hace que en muchos casos el hombre se sienta inferior a la mujer, y es aquí donde comienzan las diferencias y, por consiguiente, el desamor. Y, ¿por qué? Simplemente, por el machismo.

En estos casos, muchas parejas, en especial las más jóvenes, creen ya no amarse cuando aparecen los primeros problemas o surgen otras oportunidades amorosas más atractivas. Creo que antes de terminar en divorcio, sería bueno corregir y tratar de solucionar los problemas para que ese amor madure, sobreviva y luchar para salvar el matrimonio.

Se dice también que el enamoramiento decrece aproximadamente a los siete años de relación, tiempo en que curiosamente se dan la mayoría de los divorcios. Aunque yo no creo en esta teoría, sí puedo decirles que lo que hace falta en una relación, en estos casos, es compartir el cariño sincero, las metas, las ilusiones. Hay que alimentar todo esto para crecer, desarrollarse y evolucionar. Sobre todo, tiene que haber una buena comunicación.
Las relaciones no se acaban de un día para otro. El amor es como un ser vivo, que se duerme cuando se deja de alimentar, de cuidar, de mimar y, aún mas, cuando se olvidan los detalles.

Tips para mantener la llama del amor encendida >>>

Comunicación afectiva

Es la capacidad de identificar y expresar los sentimientos –buenos y malos-, y acordarlos con tu pareja. Es importante entonces, que la otra persona valide lo que la otra dice, que la escuche y tolere su opinión para tratar de entenderla. La comunicación afectiva mantiene una relación satisfecha y feliz.

Aceptar su humanidad

Cuando estamos en el periodo de enamoramiento, vemos a la otra persona perfecta, como la mujer o el hombre ideal que hemos estado buscando. Pero, poco a poco, nos vamos dando cuenta de que esto no es así, todos tenemos, además de nuestras virtudes, nuestros defectos, porque somos humanos y hay que aceptarlos.

No intentes cambiarle

Las relaciones se establecen desde la parte más genuina de nosotros y cuando nos sentimos aceptados, nos sentimos también queridos. Sin embargo, cuando alguien ve como intentan cambiarle, puede sentir que no es del todo querido. La consecuencia que esto produce es que las relaciones se distancien.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar