Diana Chumley

EMPRENDER … ¿PERO QUÉ ES Y CÓMO LO HAGO?

El emprendimiento es el acto de tomar acción en base a pensamientos planificados hacia objetivos claros, en pocas palabras es un acto que responde al instinto realizador, algo que está presente en todos. Por concepto, emprender es el comenzar un proyecto (que se hace realidad) el cual va a generar un esfuerzo, enfrentando cualquier dificultad que se presente en el camino, pero teniendo como resultado el llegar al punto o fin que se desea.

Te surge la pregunta ¿Quién genera el emprendimiento? Muchas personas te dirán: una crisis, y créeme que no están muy lejos de la realidad, pero quien genera el emprendimiento es el emprendedor; y el emprendedor, no es más que un individuo como tú o como yo, pero que toma la iniciativa de crear una empresa o comenzar un negocio.

Ahora bien; normalmente el emprendimiento se lleva a cabo en procesos de crisis económicas de un área o país (el emprendimiento viene como resultado de una crisis), lo que termina resultando como una opción o salida para sor- tear la crisis (en muchos casos que te ha podido llevar al desempleo). ¿Qué debes tener para ser em- prendedor? Debes tener ciertas capacidades y valores, pues en medio del emprendimiento se te van a presentar una serie de facto- res que van a dificultar el proceso. Por ello una de las características del emprendedor es: ser Proactivo al cambio. Debes estar preparado para poder ir cambiando lo que sea necesario con tal que el proyecto o emprendimiento llegue a realizar- se, pese a las dificultades. Dinámico: Ser dinámico va de la mano con la proactividad al cam- bio. Un emprendedor no puede quedarse estancado en una etapa del proyecto, no puede quedarse dormido, debe darle dinamismo. Este es un punto importante pues en medio de la crisis debes analizar y buscar las oportunidades para crear un emprendimiento que lle- gue al éxito.

La flexibilidad y templanza: son requisitos importante ya que a veces se debe ceder un poco para poder hacer algún cambio necesario, pero a la vez debe tener templanza para tomar decisiones y asumir los riesgos necesarios que no lo vayan a desviar por completo de su intención original en el emprendimiento. La gran mayoría de los emprendedores piensan que pue- den empezar a obtener ganancias de forma rápida en el proyecto que han emprendido -dependiendo del área o rubro que han toma- do- pero la gran verdad es que los resultados de este esfuerzo apenas se empiezan a ver cuando ya han pasado entre 12 y 18 meses del mismo. En algunos casos llega has- ta los 2 o 3 años. Tómate las cosas con calma, ya llegará el momento en el cual podrás disfrutar de las ganancias y hasta de hacer alguna reinversión. Recuerda trazarte siempre metas cortas y ser perseverante ya que este proyecto puede darte un futuro mejor. ¡No tengas miedo a emprender!

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar