Karen Lickay

CÓMO MANEJAR EL ESTRÉS DE COMPRAR UNA CASA

Comprar su casa es una de las experiencias más excitantes que pueda vivir. Seguro está pensando que lo digo porque soy agente de bienes raíces, pero la misma experiencia la viví en carne propia cuando compré mi primera casa.

La compra de vivienda es una experiencia cargada de emociones muy personales para cada comprador. Cuando hay emociones envueltas, cabe la posibilidad de que las emociones se vuelvan fuera de control.

Es peor cuando sentimos que las oportunidades de que algo salga mal son interminables: por ejemplo que el banco puede negar su préstamo, la valuación puede salir por debajo del precio de compra, la inspección puede revelar defectos, los vendedores pueden ser irrazonables, etc.

Para aliviar el estrés, explico con detenimiento todos los pasos envueltos en el proceso de compra desde el principio hasta el final, así mis clientes ya saben a qué se enfrentarán y pueden ir preparándose mentalmente para los siguientes pasos. El saber lo que viene ayuda a clarificar la mente y a evitar malentendidos.

Una vez enviada la oferta para la casa que escogió, puede tardar desde horas hasta días el recibir respuesta del vendedor y es muy normal que sienta ansiedad de saber si su oferta será aceptada, rechazada o si el vendedor le contestará con una contra oferta que usted no pueda aceptar. Para calmar los nervios, hable con una persona de confianza (un familiar o amigo) que haya comprado casa recientemente y converse acerca de sus preocupaciones.

También puede hacer alguna actividad que requiera su concentración para despejarse la mente, o convénzase a sí mismo de que no tiene control sobre el resultado y que la respuesta depende del vendedor. Cuando ya tenga la casa bajo contrato, si su banco le pide algún documento o información, no lo cuestione, simplemente preséntelo lo antes posible así puede acabar rápidamente con el proceso del préstamo y minimizar el estrés. Recuerde que cuanto antes salga el préstamo, más rápido tendrá su casa. Por último, recuerde trabajar con un agente de confianza y experimentado para así reducir aún más el estrés del proceso de compra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar