Luis Velásquez

ESTADOS UNIDOS – IRÁN: UNA REALIDAD PELIGROSA

Desde hace varias semanas la tensión entre Estados Unidos e Irán ha ido en aumento. Ha estado marcada por incidentes como el bombardeo de posiciones de tropas iraquíes en la frontera con Siria, multitudinarias manifestaciones ante la Embajada de Estados Unidos en Irak, lo que terminó el 2 de enero, con un ataque mortal, por parte de Estados Unidos a un convoy militar en las afueras del aeropuerto internacional de Bagdad, que transportaba al General iraní Qassem Soleimani y a varios dirigentes militares iraquíes e iraníes. En este grupo, se encontraba el comandante Abu Mahdi al-Muhandis, jefe de la milicia iraquí de Kataib-Hezbollah.

El ataque aéreo estadounidense en Bagdad acerca mucho más a Estados Unidos e Irán a una guerra en muchos frentes: Irak, Israel, Líbano, Arabia Saudita y productores de petróleo del Golfo, Golfo Pérsico, Siria, Afganistán, Yemen, y más allá. La amenaza de represalias no se limita al Medio Oriente, dada la historia de Irán de llevar a cabo ataques contra objetivos que van desde América Latina hasta Europa del Este y Asia del Sur, entre otros. Irán también se ha relacionado, en los últimos años, con numerosos vínculos en países occidentales, incluidos Bélgica, Dinamarca, Francia, Estados Unidos y el Reino Unido.

¿Quién era el General Qasem Soleimani?
Considerado como el hombre de confianza del ayatolá Ali Khamenei, a quien reportaba directamente fue, desde hace más de dos décadas, comandante del grupo élite Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán, organización responsable de las acciones militares encubiertas de las fuerzas iraníes en el extranjero. Desde esa posición, fue el responsable de los lazos tejidos por Teherán con la milicia libanesa de Hezbolá y con grupos palestinos como Hamás. Además, fue una pieza clave en la guerra contra el Estado Islámico (EI) en Irak y Siria con la presencia de milicias entrenadas por Irán y comandadas por Soleimani. Qassem Soleimani, fue el General que lideraba la proyección internacional de Irán, así como también el hombre clave en la cooperación que discretamente establecieron Washington y Teherán para derrocar al Talibán en Afganistán en 2001 y para prevenir un mayor deterioro de la situación de seguridad en Irak en 2007.

Con la muerte de Soleimani se abre una interrogante, no solamente sobre cómo usará Irán ahora esa influencia sino, además, sobre cuán lejos pueden llegar las consecuencias de lo ocurrido.

¿A quién beneficia este atentado? Con el asesinato del General Qasem Soleimani, varios son los regímenes y líderes que no muestran tristeza ante esa acción militar, y por distintos motivos.

El Presidente Trump es el primer interesado en esta escalada del eterno conflicto con Irán, justo

ahora que está a las puertas del impeachment y comienza el año de su reelección. También al heredero saudí, Mohamed bin Salmán, que ha vivido sus horas más difíciles en 2019. Dos de sus enfrentamientos subsidiarios con Irán: la guerra de Yemen y el boicot a Qatar, le complicaron su gestión política.

Así mismo a Erdogan y a El Asad. Al presidente turco, porque le da ocasión de ser el veedor de la legitimidad popular suní. Al sirio, porque, aunque Soleimani y sus milicias fueron decisivos en la lucha contra el EI, la normalización del país será más fácil con Irán entretenido en otros frentes, Netanyahu, gran amigo de la familia Trump, le da un buen un buen espacio de tiempo en momentos en que sobre el planean las acusaciones de corrupción. Ciertamente un conflicto de esta magnitud, en Medio Oriente, traerá pérdidas y beneficios, particularmente porque provocará un alza importante en los precios del petróleo, que desde la muerte del General Soleimani ha aumentado un 6%, en momentos en que los productores están de acuerdo en mantenerlo estable, a un nivel de precios acordado. Del lado de los importadores de petróleo, será una carga importante a llevar, del lado de los exportadores se verán beneficiados por ingresos extraordinarios por exportación de ese producto. Sin embargo, esa nueva bonanza petrolera permitirá que en un país llamado Venezuela la dictadura que lo gobierna, se consolide en el poder.

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar