Latinoamérica

Capturan a terrorista ‘Julio Chapo’, acusado de perpetrar atentados en Huancavelica

Se trata de Hugo Sixto Campos Córdova, identificado como 'Julio Chapo', quien participó en el atentado perpetrado en abril del 2016 en Santo Domingo de Acobamba

Un importante cuadro terrorista, identificado como ‘Julio Chapo’, cuyo verdadero nombre sería Hugo Sixto Campos Córdova, fue capturado durante la madrugada por patrullas combinadas de la policía y las Fuerzas Armadas en el distrito de Chinchihuasi, en la provincia de Churcampa, de la región Huancavelica. Esto pertenece al territorio del valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem).

Según informó Pedro Yaranga, especialista en temas de narcotráfico y terrorismo, también fue detenido un sujeto identificado como Rafael Ichka Muñoz, que integraba la misma columna.

‘Julio Chapo’ fue cercado por los agentes, y no opuso mayor resistencia. No se han reportado bajas ni heridos en la patrulla. En el mismo lugar se encontraron algunas de sus pertenencias, como una pistola, municiones, celulares, visores, mechas, fulminantes y libretas con anotaciones de contactos, así como claves de radio.

El detenido operaba en Pucacolpa, Pampas, Churcampa y otras localidades de las zonas altas del Vraem, como responsable de lo que ellos denominan Militarizado Partido Comunista del Perú, que en realidad está compuesto por remanentes de Sendero vinculados a narcotraficantes.

El Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, a través del Comando de Inteligencia y Operaciones Especiales Conjuntas (CIOEC), en coordinación con las unidades especializadas de la Policía Nacional del Perú (Dirandro y Diviac) y el Ministerio Público, detectaron la presencia de delincuentes terroristas en el distrito de Chinchihuasi, quienes apoyados por traficantes de droga tenían planeado realizar acciones terroristas en el sector.

Entre los atentados más recientes en los que participó figura el perpetrado en abril del 2016 en Santo Domingo de Acobamba. En vísperas de la primera vuelta de las elecciones generales de ese año, una patrulla militar que se dirigía a resguardar locales de votación fue atacada con explosivos y disparos de fusil. Murieron ocho soldados, además de dos civiles que conducían los vehículos.

Fuente
El Comercio
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar