LocalesSin Categoría

Acusado de asesinar a sacerdote dice que no le darán pena de muerte

ATLANTA, Georgia.-

Un hombre acusado de matar en Georgia a un sacerdote de Florida que había tratado de ayudarlo durante meses, dijo que había llegado a un acuerdo con los fiscales para declararse culpable y evitar la pena de muerte.

Steven Murray se enfrenta a cargos que incluyen asesinato por la muerte del Reverendo René Robert, un sacerdote de alto rango de la Diócesis de San Agustín en el noreste de la Florida, ocurrida en abril de 2016. El martes por la noche, Murray dijo a The Associated Press en una llamada desde la cárcel que planea declararse culpable en una audiencia del 18 de octubre, a cambio de una sentencia de cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

“Es mucho tiempo, pero lo merezco, el Padre René era un buen hombre”, dijo Murray a AP.

Natalie Paine, Fiscal del Distrito Judicial de Augusta, confirmó en un correo electrónico el miércoles que Murray tiene una audiencia el 18 de octubre, pero dijo que no podía hacer comentarios al respecto.

Adam Levin, abogado de Murray, dijo por correo electrónico que tampoco podía comentar.

Murray, que tenía 28 años en el momento de la muerte de Robert, era un reincidente a quien Robert había estado tratando de ayudar durante meses. La policía dijo que Murray pidió al sacerdote de 71 años que lo llevara en Jacksonville, Florida y lo secuestró y lo mató en Georgia. Murray fue arrestado en Aiken, Carolina del Sur, después de una cacería por varios estados y llevó a la policía al cuerpo de Robert en el bosque cerca de Waynesboro, Georgia.

El motivo del asesinato no está del todo claro.

Murray dijo al St. Augustine Record en julio de 2016 que tenía a Robert en el maletero del auto en Carolina del Sur y que se dio cuenta de que podría tener grandes problemas si Robert alguna vez lo denunciaba.

“Simplemente me asusté y lo maté”, dijo Murray al periódico en una entrevista desde la cárcel.

Hablando de manera más general, Murray dijo a AP que él sufre de problemas de salud mental y quería causar dolor por el daño que había sufrido en su vida.

Las autoridades dijeron que, desde su detención, Murray ha intentado dos veces matarse en la cárcel.

Murray expresó tanto tristeza como desafío en sus declaraciones públicas cuando fue sacado del tribunal tras las audiencias del año pasado. En postales y llamadas a AP desde la cárcel, ha dicho repetidamente que llora por la muerte de Robert y que lo lamenta.

“Mis disculpas a la familia y amigos del Padre René”, dijo el martes. “Espero que con el tiempo puedan conseguir cerrar la herida.”

Murray ha dicho que su padre abusó mucho de él mientras crecía en Carolina del Sur. Su hermana, Bobbie Jean Murray, dijo a AP que el abuso llevó a Murray a las drogas y la delincuencia a una edad temprana.

Conoció a Robert a través de una novia, Ashley Shreve. La pareja consumía drogas y Robert a menudo les daba dinero, en contra de los deseos de sus familias.

Los colegas de Robert han dicho que él estaba dedicado a ayudar a los pobres, raspando a menudo las sobras de los platos en las bolsas para dar a los desamparados. También tenía una gran compasión por los adictos, a veces llegando a prestarles su auto mientras caminaba a casa solo a través de barrios peligrosos.

Debido a que dedicó su vida a ayudar a la sociedad más necesitada, también era consciente de que podía ser víctima de la violencia. Más de dos décadas antes de su muerte, firmó una “Declaración de Vida”, pidiendo que, si alguien lo mataba, se le perdonara la vida a su asesino.

Eso no afectó a los fiscales, que han dicho que su decisión de buscar la pena de muerte se basa en el carácter agravado de la matanza.

Fuente
AP
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar