LocalesNoticias

Condenado a muerte pide última comida cargada de calorías

JONES, Georgia.-

Un recluso en el corredor de la muerte del estado de Georgia, ha pedido alimentos altos en calorías para su última comida.

La ejecución de Keith Tharpe está programada para el próximo martes.

Como es tradición, el Departamento de Correccionales de Georgia permitió a Tharpe planear el menú para el día de su ejecución.

Tharpe pidió tres “pechugas de pollo picantes”, un sándwich de carne asada con salsa, un sandwich de pescado, aros de cebolla, “tater tots”, pie de manzana y un batido de vainilla.

A los presos condenados a muerte se les permite casi todo lo que quieran para su comida final. Sin embargo, una excepción a la lista es el alcohol, que estaba en la petición 2015 de la última comida de Marcus Ray Johnson, que deseaba beberse un six-pack de cerveza.

Si ningún recurso logra ser interpuesto, Tharpe, de 59 años, morirá por inyección letal el próximo martes a las 7 p.m., 27 años y un día después de que asesinara a su cuñada en una carretera del condado Jones.

Si Tharpe es condenado a muerte, será el segundo hombre que el estado haya ejecutado este año. En 2016, Georgia realizó una cantidad récord de nueve ejecuciones.

Encuentra aquí el documento oficial sobre la última comida de Tharpe

LOS HECHOS

A finales del verano de 1990, a menos de un mes después de que la esposa de Tharpe lo hubiera dejado a él y a su violento matrimonio, él le dijo en una llamada telefónica que si quería “jugar sucio”, él le mostraría lo sucio que era.

En la mañana del 25 de septiembre de 1990, Tharpe interceptó a su esposa y a Jaquelin Freeman – que estaba casada con el hermano de la esposa de Tharpe – mientras conducían al trabajo.

Se detuvo frente a su auto, bloqueándolas y sacó a Freeman, de 29 años.

Tharpe lanzó a Freeman en una zanja y le disparó tres veces con una escopeta, recargando después de cada gatillo.

Tharpe secuestró a su esposa y, más tarde, supuestamente la abusó sexualmente dentro del automóvil a un lado de la carretera en un condado cercano. Tharpe nunca fue juzgado por violación.

 

Tharpe fue capturado porque llevó a su ex esposa a Macon a retirar fondos de su cooperativa de crédito. Ella llamó a la policía.

Tharpe fue juzgado tres meses después del asesinato.

Durante la etapa de sentencia que se produjo después de que el jurado lo condenó, 13 testigos – incluyendo a su madre, hermana, dos de sus hijas e incluso la ex esposa que asaltó – describieron a Tharpe como un buen hijo, hermano, padre y esposo emocionalmente angustiado porque su matrimonio terminaba.

Etiquetas

Redacción La Visión

La Visión es el periódico de los Latinos en EE.UU. que nos mantiene informado sobre el acontecer local y mundial de una manera clara y ágil.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar