LocalesNoticias

Corte de Georgia: negarse a someterse a una prueba de DUI no podrá ser usada en Corte

Ahora los conductores podrían negarse a someterse a un prueba de alcoholímetro y esta decisión no puede ser usada en su contra durante un juicio.

Por Irene Díaz-Bazán

ATLANTA.-  El Tribunal Supremo de Georgia anuló una ley que permitía que la negativa de un conductor a someterse a una prueba de aliento (alcoholímetro) se usara como prueba en un juicio penal por conducir bajo la influencia, DUI.

El tribunal superior acordó por unanimidad esta semana, que la disposición violaba la protección de la Constitución de Georgia contra la autoincriminación.

El tribunal sustenta que el juez Nels S.D. Peterson reconoció que la decisión de la Corte Suprema podría dificultar el procesamiento de los delitos basados en DUI.

EXPLICA UN EXPERTO EN LEYES DE TRÁNSITO

El abogado Douglas Rohan, explica el alcance de la legislación.

“La ley solía decir que si el conductor se negaba a soplar en el alcoholímetro, el jurado diría que se estaba negando, afirma el letrado.  “El jurado pensaría bien, si él se niega ¡entonces debe ser culpable!”.

La Corte Suprema de la Asamblea General dijo que eso era una violación de la 5ta. Enmienda. Esto hace que el caso sea más difícil de probar para la fiscalía”, argumenta.

El letrado sostiene que “actualmente cuando la policía intercepta a un conductor, le lee una tarjeta que advierte que si se niega su licencia será suspendida.  Esta decisión afecta esa regla también. “Así que la legislatura tiene que reescribir la ley de inmediato”.

Sin embargo, los detractores de la ley opinan que esta normativa va en contra de la seguridad en la carreteras pues permitirá que más conductores ebrios conduzcan al volante de forma irresponsable y premeditando negarse a someterse a una prueba de aliento.

Sin embargo, las fuerzas del orden aún tendrán la potestad de exigir que el conductor haga la prueba del alcoholímetro si considera que este conduce bajo los efectos del alcohol.

Otros opinan que la ley podría evitar situaciones en que los conductores sean detenidos solo basados en perfil racial o por cómo lucen externamente sus vehículos.

Por otro lado, el abogado Douglas insiste que, pese a estas normativas atenuantes, la medida más severa en el estado de Georgia, sigue siendo restringir el acceso a licencia de conducir a conductores indocumentados.

En los Estados Unidos, desde el punto de vista legal, una persona se considera ebria, y por ende incompetente para conducir, cuando la concentración de alcohol en la sangre alcanza 0,08 por ciento.

Actualmente son 12 estados que otorgan licencias de conducir a personas con estado legal irregular:

California, Colorado, Connecticut, Delaware, Hawaii, Illinois, Maryland, Nevada, Nuevo México, Utah, Vermont, Washington.

Etiquetas

Redacción La Visión

La Visión es el periódico de los Latinos en EE.UU. que nos mantiene informado sobre el acontecer local y mundial de una manera clara y ágil.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar