LocalesNoticias

“Educación, no Segregación”: 9 arrestados por protestar a favor de estudiantes indocumentados

Líderes religiosos interrumpieron reunión de la Junta de Regentes de Georgia

ATLANTA, Georgia.-

Aproximadamente a las 10:15 a.m. del jueves 12 de febrero, nueve líderes comunitarios – incluyendo cinco miembros del clero – interrumpieron la reunión pública de la Junta de Regentes de Georgia para apoyar a los estudiantes indocumentados a quienes se le ha prohibido el acceso a las universidades públicas en Georgia.

A continuación de la oración de apertura que da inicio a la reunión de la Junta de Regentes, nueve individuos se levantaron para seguir orando en un acto de desobediencia civil no violenta. Los participantes son el reverendo Matthew Laney, el reverendo Federico Apecena, el reverendo Jonathan Rogers, y el reverendo Dave Dunn. Otros miembros de la comunidad que se suman al acto son la doctora Cindy Lutenbacher, la doctora Laura Emiko Soltis y la profesora Charmaine Minniefield – docentes de Freedom University – Greg Ames de Housing Justice League y el comediante de sátira política Jordan Klepper.

 

View this post on Instagram

Yesterday I learned many things. Police cars are not built for lanky giraffe bodies was one. Another, there are good people fighting good fights across this land. In Georgia they are denying college admission and tuition benefits to undocumented students. These are students who pay taxes, grew up here and want to learn and give back to their community. We need more thoughtful, curious, educated young adults dedicated to making this place better. Education is a human right. Places like Freedom University are fighting the good fight. I was honored to stand with them and the other community faith leaders, teachers and protestors. Education not segregation. Sounds like a smart idea. If you think so, let the Georgia Board of Regents know.

A post shared by Jordan Klepper (@jordanklepper) on

Además, estuvieron presentes en la reunión diez líderes estudiantiles indocumentados identificados a través de unas alas de mariposa monarca hechas a mano y que llevan puestas para simbolizar su identidad como migrantes. Los líderes religiosos oraron para que los miembros de la Junta de Regentes “amen al prójimo” y “reciban al extranjero” por medio del respeto a los derechos humanos y la dignidad de los jóvenes indocumentados, y para que retiren la prohibición estatal que impide a los estudiantes indocumentados el acceso a la educación pública superior. El reverendo Matt Laney, pastor en la iglesia Virginia-Highland, dio inicio a la interrupción orando “Dios de todas las personas, el estado de Georgia ha derrotado a la segregación en la educación antes, imploramos tu presencia y poder para mover las conciencias en nuestro estado y poner fin a la segregación hoy una vez más al permitir a los migrantes estudiar en nuestras instituciones de educación superior”. La policía del Capitolio de Georgia arrestó a los nueve individuos y los condujo a la cárcel de Fulton County.

Libres al fin: son el reverendo Matthew Laney, el reverendo Federico Apecena, el reverendo Jonathan Rogers, y el reverendo Dave Dunn, la doctora Cindy Lutenbacher, la doctora Laura Emiko Soltis y la profesora Charmaine Minniefield – docentes de Freedom University – Greg Ames de Housing Justice League y el comediante de sátira política Jordan Klepper. (Crédito: Freedom University)

Esta acción directa fue coordinada por Freedom University, reconocida organización de derechos humanos y escuela de libertad para estudiantes indocumentados en Atlanta. Freedom University provee a los estudiantes indocumentados clases universitarias gratuitas, asesorías en el proceso de aplicación a la universidad y a becas de educación superior, y entrenamiento en liderazgo de movimientos sociales en la tradición de desobediencia civil no violenta de Martin Luther King. Freedom University ha sido crucial en el desarrollo de políticas de admisión justas en universidades privadas en todo el país, liderando de esta forma el diálogo nacional sobre el acceso de estudiantes indocumentados a la educación superior.

Georgia es ampliamente reconocida por tener las leyes más punitivas y discriminatorias contra los estudiantes indocumentados en el país. En el 2010, la Junta de Regentes de Georgia aprobó la ley 4.1.6 y la ley 4.3.4, la cuales le prohibieron el acceso a los estudiantes indocumentados a las principales cinco universidades públicas del estados y les impiden además calificar a matrículas especiales para residentes del estado. Mientras 23 estados garantizan a los estudiantes indocumentados acceso igualitario y las mismas tarifas en las matrículas, Georgia es uno de los tres estados en el país – incluyendo a Alabama y a Carolina del Sur – que prohíbe la admisión de estudiantes indocumentados a la educación pública estatal. Georgia es el único estado en el país que mantiene restricciones en la admisión de estudiantes con Acción Diferida para los Llegados en la Infancia o Daca (en inglés Deferred Action for Childhood Arrivals), un programa federal que garantiza la presencia legal, protección contra la deportación, permiso de trabajo y licencia de conducir a algunos jóvenes indocumentados. En noviembre de 2016, la Junta de Regentes removió a Georgia State University y Augusta University de la lista de universidades que vetan estudiantes indocumentados bajo la ley 4.1.6. En abril de 2017, el gobernador Deal firmó la ley HB 37, “ley contra las universidades santuarios”, haciendo de Georgia el primer estado que aprueba una ley que castiga a las universidades privadas por proteger a los estudiantes indocumentados. El nuevo gobernador de Georgia, Brian Kemp, usó como plataforma de campaña un discurso anti-migratorio y fue ampliamente criticado por un anuncio publicitario en el que afirmaba “Yo tengo un camión grande en caso de que necesite atrapar criminales ilegales y llevarlos a su casa yo mismo”.

Crédito: Freedom University

La doctora Laura Emiko Soltis, Directora Ejecutiva de Freedom University, afirmó que ella ha participado en este acto como egresada del sistema universitario de Georgia y como maestra. “La prohibición a los estudiantes indocumentados de la Junta de Regentes inflige un daño irreparable a los jóvenes indocumentados, viola los derechos humanos e impulsa una nueva era de segregación educacional en el Sur. Como egresada de University of Georgia, me encuentro profundamente avergonzada de la Junta de Regentes. Mi educación en UGA me enseñó a respetar los derechos humanos de todas las personas, a usar mi conocimiento al servicio de otros y a levantarme contra la injusticia. Por estas razones, estoy comprometida a educar a los estudiantes indocumentados como desafío a estas prohibiciones, y continuaré levantándome y luchando junto a ellos y ellas hasta que la Junta de Regentes anule las leyes 4.1.6 y 4.3.4.”

Arizbeth Sanchez, beneficiaria de DACA y miembro del equipo de Freedom University, expresó su gratitud por los ciudadanos que están dispuestos a sumarse a las demostraciones no violentas de desobediencia civil. “Estamos en un clima político en el que los estudiantes indocumentados activistas han sido declarados objetivos, arrestados y deportados. Como jóvenes indocumentados, lo arriesgamos todo para simplemente sentarnos en la reunión de la Junta de Regentes. Pero queremos mirar a los miembros de la Junta a los ojos para que puedan ver a los seres humanos a quienes sus leyes discriminatorias afectan. Estamos agradecidos por los líderes religiosos y los miembros de la comunidad quienes nos acompañaron a luchar hoy por el derecho humano de los estudiantes indocumentados a la educación. Ellos encarnan la idea de una comunidad amorosa y le muestran a Georgia como realmente amar al prójimo”.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar