LocalesNoticias

Familia devastada: “Que no deporten a mi esposo”

Por Irene Díaz-Bazán

NORCROSS.- Una familia de Norcross se encuentra muy afectada tras la decisión de las autoridades migratorias que buscan expulsar del país al padre de tres menores, entre ellos, una niña con Síndrome de Down.
El hispano de origen mexicno Héctor Mateo López de 36 años asegura que inmigración le ha dado como plazo hasta el 31 de enero para abandonar el país.
“Pero mi familia me necesita más que nunca, especialmente mi niña Evelyn de seis años quien recibe tratamiento en Atlanta”, dijo al Periódico La Visión..
La salud de Evelyn de seis años es delicada. Padece de asma y tiroides, tiene problemas severos de audición, lenguaje y la vista. Sus visitas a médicos especialistas son constantes. Mientras tanto, su padre libra su batalla más dificil contra inmigración para quedarse a su lado.
PEREGRINAR MIGRATORIO
Hace más de 10 años Mateo López fue detenido y deportado a su natal México, Dos años después, en el año 2008 reigresó por la frontera. Transcurrieron varios años hasta que en 2013 durante un retén policial fue detenido en el condado de Gwinnett por conducir sin licencia.
“En ese momento comenzaron mis problemas”, asegura el trabajador migrante quien se dedica a limpiar campanas y ductos de cocinas industriales. Entonces, comenzó el peregrinar migratorio de Héctor Mateo. Primero fue recluido en el Centro de Detención de Atlanta, después fue transferido al Centro de Detención de Irwin, en Ocilla, Georgia y de ahí fue recluido en Stewart donde salió sin el pago de fianza pero bajo supervisión migratoria.
El 21 de diciembre del 2018 en una de sus citas agentes del  Servicio de Inmmigración y Control de Aduanas (ICE) le colocaron un grillete en el tobillo que utiliza el Sistema de Posicionamiento Satelital (GPS). Estos dispositivos, actualmente son parte del Programa Alternativas a la Detención y Mateo así es constantemente monitoreado, sin estar encarcelado.

Héctor Mateo López libra una batalla legal por quedarse en Georgia junto a su hija quien es tratada por Síndrome de Down.

Su esposa Cecilia Lavida se siente desesperada.
“Mi esposo es el único sustento del hogar, yo tengo que cuidar a mis hijos, especialmente a mi niña enfemra”, sustenta. Actualmente sus hijos Oscar de ocho y Jullian de 9 años, asisten a una escuela primaria en Norcross. La madre asegura que si las autoridades enviaran de regreso a su cónyuge, sus posibilidades de salir adelante son escasas.
“México es prácticamente un país desconocido para mis hijos y hay demasiada violencia ahí”, expresa. “Les imploro  misericordia, tengan clemencia con mi esposo. ¡Por favor no lo deporten!”, clama, abrazando a sus tres pequeños hijos.
DEFENSA LEGAL Y AYUDA
La abogada estadounidense Joyce A. Booth, dijo que está reuniendo nuevos documentos que sustentan la enfermedad de Evelyn -nacida en este país- y que demuestran la necesidad de recibir tratamiento.
“Así que con esta nueva información, estoy trabajando para que la familia se quede”.El miércoles pasado, la letrada envió la información del caso de Héctor Mateo y sus hijos a la oficina del congresista Rob Woodall, Representante por el séptimo distrito del Congreso de Georgia, solicitando su intervención.

 

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar