LocalesNoticias

Inmigrantes detenidos trabajan por $4 dólares al día

ATLANTA, Georgia.-

Dos reconocidas organizaciones en pro de los derechos civiles entablaron una demanda legal contra la empresa propietaria y administradora de uno de los centros de detención migratoria que opera en Georgia.

Core Civic, Inc es la propietaria del centro de detención de Stewart (Stewart Detention Center) ubicado en la ciudad de Lumpkin, el condado de Stewart y cuyas instalaciones son alquiladas al ICE.

Según documentos de la demanda, la empresa mantiene un sistema de “trabajo voluntario” por medio del cual hace trabajar a los detenidos pagándoles entre $4 a $8 dólares al día dependiendo las horas que trabajen.

Las organizaciones demandantes aseguran que el pago a los detenidos no solo es mucho menor al salario mínimo de ley, sino que aquellos que se rehúsan a trabajar son amenazados con castigos como confinamiento solitario.

Otro de los castigos que enfrentan los detenidos es que no se les permite hacer llamadas por teléfono o comprar accesorios básicos de uso personal como jabón o papel de baño.

Las organizaciones demandantes en representación de tres detenidos están solicitando que esta acción legal sea considerada una demanda colectiva.

Los representantes de the Southern Poverty Law center, (SPLC), Project South y las oficinas legales de R. Andrew Free y Burns Charest, LLP dijeron que demandas similares habían sido presentadas en otros estados como Washington y Texas.

Azadeh Shahshahani, directora legal de Project South dijo a través de un comunicado: “La corporación de prisiones CoreCivic está explotando la labor de los inmigrantes detenidos para enriquecerse. El año pasado sus ganancias fueron casi $1.8 billones. Esto debe ser detenido

 

Los detenidos realizan parte de las labores necesarias para el funcionamiento diario del centro de detención.

Parte de la demanda trata de establecer que la empresa se ahorra mucho dinero en usar los detenidos para labores diarias en el centro como cocinar y limpiar ya que de no usar los detenidos tendrían que pagar al menos el salario mínimo.

Además del bajísimo pago a cambio del trabajo, la demanda dice que ese poco dinero que ganan los detenidos, están prácticamente forzados a gastarlo en comprar los productos que la misma empresa les vende a precios bastante altos.

La empresa CoreCivic -antes Corrections Corporation of America- es una empresa privada cuyas oficinas principales están ubicadas en Nashville, Tennessee.

CoreCivic mantiene un contrato con el condado de Stewart y el condado a su vez tiene un acuerdo intergubernamental (Intergovernmental Service Agreement, IGSA) con el ICE (Immigration and Customs Enforcement).

A través de este acuerdo el condado detiene inmigrantes en el centro de Stewart. El ICE le paga al condado $62.03 porcada detenido por cada día.

Sin embargo, de acuerdo con el contrato entre el condado y CoreCivic de los $62.03 que paga el ICE el condado de Stewart se queda con $85 centavos y el resto es para CoreCivic.

Por ejemplo, en el 2016 la ganancia de CoreCivic por los inmigrantes detenidos en Stewart fue de $38 millones al año mientras que el condado solo colectó $589,052.

El centro de detención de Stewart está considerado uno de los más grandes del país con capacidad para albergar un promedio de 2,000 detenidos.

Las estadísticas mostradas en la demanda establecen que el lucrativo negocio de los centros de detención de inmigrantes creció de un promedio de 5,532 camas en 1994 a 41,000 en el 2017

Uno de los demandantes es Wilhen Hill Barrientos originario de Guatemala quien se encuentra detenido desde julio del 2015.

En la actualidad, Barrientos tiene un proceso por medio del cual está solicitando asilo en este país.

El documento de la demanda dice que Barrientos trabaja en el área de la cocina de Stewart en donde “lava platos, sirve comidas, y prepara comida para los detenidos en Stewart”.

“Antes de marzo del 2018, el señor Barrientos recibía como pago $4 dólares por día. Si trabajaba más de 12 horas al día, el pago era de $5 dólares al día” dice parte la demanda.

El documento continúa diciendo que actualmente Barrientos recibe $1 por día, si trabaja menos de 6 horas al día. $4 dólares si trabaja 6 horas y $5 dólares si trabaja 8 a 11 horas al día.

Si trabaja más de 12 horas al día, entonces el pago es de $8 dólares.

La demanda también establece que Barrientos y los otros trabajadores demandantes no reciben su pago en dinero, sino que el monto ganado se les acredita en una cuenta personal.

Luego ellos usan ese dinero en su cuenta para comprar lo que necesiten.

“Cuando llegué a Stewart me enfrenté con la elección imposible de trabajar por unos pocos centavos al día o vivir sin cosas básicas como jabón, shampoo, desodorante y comida” dijo Barrientos.

Otro de los demandantes es Margarito Velázquez Galicia originario de México y se encuentra en Stewart desde enero de este año. Velázquez Galicia tiene una esposa y dos hijos ciudadanos estadounidenses.

Este padre de familia espera poder lograr una “Cancelación de Remoción” y poder quedarse en el país. Mientras tanto también participa en el llamado “Programa de Trabajo Voluntario” bajo las mismas condiciones que Barrientos.

El tercer demandante es Shoaib Ahmed nacido en Bangladesh y quien estuvo detenido en Stewart aproximadamente desde agosto del 2017 hasta febrero de este año 2018.

“Las prácticas de trabajo de Core Civic en Stewart son una afrenta para la dignidad humana de todos los detenidos en ese lugar” dijo el abogado Andrew Free uno de los abogados por los demandantes y especializado en derechos civiles.

La organización sin fines de lucro The Southern Poverty Law Center está basada en Alabama con oficinas en Florida, Georgia Louisiana y Mississippi.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar