México

EEUU ya retornó a México 112 solicitantes de asilo

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Un total de 112 migrantes, entre los que hay 25 menores, han regresado a México como parte del programa lanzado a finales de enero por la administración de Donald Trump para que los centroamericanos solicitantes de asilo en Estados Unidos esperen su proceso en territorio mexicano, todo un cambio en la política migratoria de ese país.

Así lo indicó el lunes Tonatiuh Guillén, responsable del Instituto Nacional de Migración, en entrevista con The Associated Press en la que también aseguró que ahora se está controlando más a los migrantes de nuevo ingreso a México, a quienes ya no se darán visas humanitarias salvo que lo soliciten en las capitales centroamericanas pero sí permisos que les permitan estar y trabajar en los estados del sur, con lo que se evitará que nuevas caravanas lleguen hasta la frontera con Estados Unidos.

Guillén había rechazado en un principio que México fuera a aceptar menores procedentes de Estados Unidos que hubieran solicitado asilo allá aunque reducir los grupos familiares centroamericanos en territorio estadounidense era una de las prioridades de Washington. Finalmente lo está haciendo si están acompañados.

Hasta el 21 de febrero habían sido retornadas 17 familias hondureñas, salvadoreñas y guatemaltecas, en las que había 18 menores de 12 años y 7 adolescentes.

“Sí vienen niños con sus papás o sus mamás; son pocos todavía”, afirmó el comisionado de migración.

Guillén dijo que todavía no se ha avanzado en la intención de Estados Unidos de extender esta práctica a otros puntos fronterizos y, sin ofrecer detalles, señaló que, de momento, hay capacidad para atender a estos retornados en los albergues de Tijuana pero alertó de que “eso tiene un límite”. Asimismo, indicó que cuanto más crezca el programa más posibilidades tiene de fracasar porque previsiblemente subirán las demandas que algunos colectivos ya pusieron en cortes estadounidenses alegando que el plan no respeta el debido proceso de los solicitantes de asilo o los puede poner en peligro.

“En la misma medida que lo quieran hacer más fuerte, jurídicamente se va a volver más débil”, algo que, a su juicio, “sería una buena noticia para las personas que solicitan asilo”. Indudablemente, también restaría problemas a México.

Desde finales del año pasado, cuando se inició el flujo masivo de migrantes en caravanas, México ha entregado más de 15.000 “tarjetas de visitantes por razones humanitarias” pero este tipo de permisos ahora solo se darán si se tramitan en las capitales centroamericanas. Otorgarlos a quien lo solicite a partir de ahora en territorio mexicano “ya será algo muy excepcional”, aclaró Guillén.

Lo que sí podrán pedir los migrantes que lleguen a la frontera sur de México a partir de que se hagan las reformas legislativas necesarias, y que Guillén estima se concretarán a fin de año, serán los permisos de “visitante regional” y de “visitante trabajador fronterizo” que limitaran en libre movimiento de los mexicanos al sur de México y, por ende, evitará la afluencia masiva de caravanas hasta la frontera con Estados Unidos.

“Sí estamos tratando de controlar más”, reconoció. “Esta última caravana ha tenido un tono muy agresivo. No es conveniente para nadie que tengamos este tipo de movimientos (…). Vamos a tratar de revisar bien la situación de cada persona. Sí hay quienes sí necesitan apoyo humanitario pero también hay otro grupo que ha estado en tono muy agresivo y que no es el perfil esperado de quien solicita apoyo”.

Fuente
AP
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar