México

En picada, trámite de reasignación de identidad de género en CDMX

Fuente: Publimetro.

La expedición de actas de nacimiento por reasignación de identidad de género cayeron 30% en los últimos tres años en la Ciudad de México, debido, principalmente, a la falta de capacitación y discriminación por parte de funcionarios.

Así lo reveló en entrevista con Publimetro Crystel Arellano, jefa de Departamento de Juzgado Central e Inserciones de la Consejería Jurídica de la capital, quien mencionó que la baja también responde a que ya suman nueve estados los que realizan estos trámites.

“(La caída) se puede deber a varios factores, como que más estados ya realizan los trámites, pues en 2014 sólo era en la capital; a la falta de capacitación a personal, que a veces no se da cuenta que comete actos discriminatorios, y a que hay mucha desinformación, incluso en la comunidad LGBTI+.

“Los y las solicitantes tienen miedo a un mal servicio, a que los señalen, a que los estigmaticen. Este año implementamos un programa de capacitación sobre el tema de la diversidad sexual, en donde explicamos cómo brindar un trato en igualdad de condiciones. Casi siempre los actos de discriminación se cometen por ignorancia”, enfatizó.

Crystel Arellano señaló que ningún funcionario puede negar estos servicios, y que de presentarse un caso de discriminación se puede interponer una queja en la jefatura de control del Juzgado, en donde realizarán las acciones correspondientes con el fin de obligar al personal a llevar a cabo el trámite.

Según documentos del Departamento de Juzgado Central e Inserciones, en 2017 se obtuvo el número más alto de registros de reasignación de género (1065); sin embargo, para este 2019 se contabilizaron sólo 745; es decir, se registró una caída de 30%.

Me hablaba por mi nombre de varón

Megan García López, activista LGBTI+ y quien en 2016 realizó su trámite, contó en entrevista cómo fue discriminada al momento de realizar el proceso en el juzgado del registro civil, en donde la servidora pública que la atendió se refirió a ella en todo momento por su nombre de varón.

“Hace cuatro años hice el proceso de cambio de identidad, pero me encontré con discriminación de una servidora pública, la cual llamó al juez cívico para que me dijera si era apta o no para recibir mi cambio de identidad, pues decían que debía tener una apariencia femenina; es decir, que tuviera alguna intervención quirúrgica o que mis facciones o expresión corporal fueran muy allegadas a la identidad de género mujer”, señaló.

Megan aseguró que después de tener un documento oficial el cambio en su vida fue bastante grande, pues “el hecho de que exista la Ley de Identidad de Género te respalda jurídicamente, ya que puedes proceder legalmente ante un acto de disciminación o bullying. Es un cambio que ya te hablen como mujer y que no te menosprecien”, señaló.

Estados

Foto: Especial

Más problemas

Alejandra Olvera Montoya, colaboradora del área de diversidad de Prodiana –asociación en defensa de derechos de la comunidad LGBTI+–, aseguró que luego de hacer el cambio de género en su acta de nacimiento las personas se encuentran con otro problema: sacar pasaporte o Clave Única de Registro de Población (CURP).

“El problema es que muchas veces el registro civil no informa a otras dependencias sobre la reserva de su acta (anulación de la anterior y sustitución con la nueva). Hemos ido reuniones con autoridades capitalinas y les comentamos la situación, pero aún no saben cómo manejarla”, indicó Olvera Montoya.

Actualmente en nueve entidades de la República Mexicana se realiza el trámite de reasignación de identidad de género en acta de nacimiento. En 2014 la Ciudad de México fue pionera, posteriormente en 2017 se unió Nayarit y Michoacán; para 2018 Coahuila lo implementó, y el año pasado se sumaron Colima, Hidalgo, San Luis Potosí, Oaxaca y Tlaxcala.

Infancias transgénero

El tema sobre los menores de edad que se identifica como transgénero ha sido polémico y puesto a debate por varios legisladores de la Ciudad de México y por asociaciones.

Tania Morales, presidenta de la Asociación por las Infancias Tránsgénero, señaló que el proceso para menores de 18 años es bastante costoso y tardado, además de que requiere dictámenes médicos y psiquiátricos, “siempre con la intención de no emitir un acta de nacimiento”.

“Desde 2014 es posible para niñas, niños y adolescentes, y sólo se puede hacer por vía judicial; es decir, hacer un juicio en materia familiar en la que madre y padre solicitan el cambio de acta de nacimiento con un nuevo nombre y género.

“(La reasignación de cambio de género) es un derecho personal, pero actualmente el juicio tiene que ser solicitado por los padres, por lo que el proceso está a nombre de otra persona y no del menor”, relató.

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar