NacionalNoticias

Trump da recursos a Texas para seguridad fronteriza

Por The Texas Tribune

La Guardia Nacional, que ha permanecido en la frontera entre Texas y México desde 2014, recibió un incentivo de 2.3 millones de dólares de parte del Gobierno federal para ayudar a que continúe trabajando. El Departamento Militar de Texas dijo ayer que le ha sido destinado dicho dinero, de parte del Gobierno federal, para continuar con sus iniciativas de seguridad fronteriza hasta finales del actual año fiscal.

La confirmación del teniente coronel Travis Walters fue dada a conocer después de que el gobernador Greg Abbott dijera en un comunicado de prensa que el Gobierno federal finalmente había tomado medidas para ayudar a pagar por una mayor seguridad en la frontera.

“Los contribuyentes de Texas han financiado la seguridad en la frontera, una responsabilidad federal, por mucho tiempo”, dijo.

Abbott agregó que la Guardia Nacional de Texas que está en servicio para dar apoyo al Operativo Texas Seguro, la misión de seguridad fronteriza del estado, comenzará a recibir órdenes de la Federación” a partir de finales de julio.

Pero Walters dijo que el cambio no afectará las actuales actividades de la Guardia Nacional de Texas.

“La transición de un estatus estatal a uno federal, en términos de financiamiento, no impactará la misión de la Guardia Nacional de Texas ni su papel en proteger y servir a los ciudadanos de Texas”, dijo.

El dinero llegó semanas después de que el Legislativo estatal volviera a destinar 800 millones de dólares para las iniciativas en materia de seguridad en la frontera para los próximos dos años tras haber apartado el mismo monto, el cual entonces fue un récord, en el 2015. Sin embargo, la mayoría del financiamiento irá al Departamento de Seguridad Pública de Texas, y ningún monto del dinero para el próximo bienio fue destinado al Departamento Militar de Texas.

La presencia militar en el estado ha estado concentrada en el Valle del Río Grande desde el 2014, cuando se registró una oleada de inmigrantes indocumentados provenientes de Centroamérica, los cuales crearon una situación de crisis. Los partidarios de tal moción dijeron que era necesario para ayudar a la abrumada Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, cuyos agentes no estaban bien preparados para lidiar con el influjo y concentrarse en las iniciativas de seguridad fronteriza.

Pero los críticos del despliegue de los elementos militares vieron la iniciativa como un simple teatro político debido a que los soldados estatales no tenían la tarea de hacer cumplir las leyes de inmigración, y en su lugar, sólo sirvieron para mancillar la imagen de la región.

El ex gobernador Rick Perry, quien ordenó el despliegue de las tropas en el 2014, también fue duramente criticado por el estimado de 12 millones de dólares mensuales que costaba mantener a las tropas.

La oficina de Abbott no respondió a una petición para dar un comentario el lunes. El Departamento Militar de Texas no indicó por cuánto tiempo, después de que termine el año fiscal, la Guardia Nacional permanecerá en la frontera.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar