InternacionalNoticias

Sri Lanka: las imágenes tras los mortales ataques a iglesias y hoteles que dejaron al menos 207 muertos

Al menos 207 personas murieron y unas 450 resultaron heridas este domingo, tras ocho detonaciones de bombas en iglesias y hoteles en Sri Lanka.

Los ataques sorprendieron al país asiático, que asumía que había dejado atrás décadas de guerra civil. En los últimos años, desde el fin del conflicto interno en el país en 2009, solo se han presentado casos de violencia de forma esporádica.

Ahora las iglesias en toda la nación isleña están custodiadas por soldados armados, y la gente busca desesperadamente a sus seres queridos en las morgues de las ciudades donde ocurrieron los ataques: Colombo (la capital), Dehiwala, Negombo y Batticaloa.

Hasta el momento, la policía srilankesa ha detenido 13 personas, pero no está claro quién está detrás de los ataques.


Aquí, el agotado personal médico descansa fuera de la morgue en Batticaloa, después de que una bomba fuera detonada en la iglesia Zion de la ciudad.

AFP

Para aquellos que han tenido que identificar los cadáveres de sus seres queridos, la experiencia ha sido devastadora.

AFP

El santuario de San Antonio, en el barrio de Kochchikade (Colombo), ahora está fuertemente custodiado por las fuerzas de seguridad de Sri Lanka. La sede religiosa fue uno de los escenarios de las bombas.

GETTY IMAGES

Algunos de los monjes budistas de Colombo visitaron el santuario de San Antonio después del ataque.

Según el censo de 2012, aproximadamente el 70,2% de la población de Sri Lanka es budista cingalesa. Esta es la religión que profesa la mayoría de la población del país.

REUTERS

Varios hoteles también fueron atacados, incluido el Kingsbury de Colombo, que sufrió importantes daños.

EPA

Algunos sacerdotes católicos esperan dentro de la Iglesia de San Sebastián en Katuwapitiya, Negombo, mientras los funcionarios inspeccionan la escena. Están de pie junto a una estatua de Jesucristo salpicada de sangre.

REUTERS

En la misma iglesia, los lugareños y la policía miran una estatua del santo James montada en la pared.

EPA

Las detonaciones alcanzaron el techo de las estructuras, en algunos casos.

GETTY IMAGES

Ambulancias, bomberos y policías intentan mantener a las personas en calma frente al santuario de San Antonio en Kochchikade, Colombo.

GETTY IMAGES

El primer ministro de Sri Lanka, Ranil Wickremesinghe, llega a la iglesia fuertemente custodiada.

Fuente
BBC
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar