Ali LandivarColumnistasVida

Ángeles y guías espirituales

Podremos pensar en los ángeles como criaturas ficticias, pero si tú crees en ellos, estás en buena compañía.

Los ángeles evolucionan en los reinos espirituales a la par que los humanos. La mayoría del tiempo somos inconscientes de su presencia porque estamos atrapados en un mundo material.

Lo bueno de esta situación es que no tenemos que estar conscientes de su cercanía para ser bendecidos por su trabajo y ayuda hacia nosotros.

La Jerarquía Angelical nos enseña con ejemplo como vivir una vida con gozo, creatividad y espontaneidad. Su función es alabar la gloria del universo y todo lo que pertenece a este mundo. Estos seres harán todo lo necesario para ayudar a la gente afligida, angustiada o en momentos de infortunio o peligro. Mientras más conciencia tengamos acerca de los ángeles, guías espirituales, santos y nuestros seres queridos que ya han abandonado el plano material, podemos acudir a ellos para que nos asistan aquí en la tierra con la ayuda del Señor.

También se conocen como “seres espirituales” a los entes incorpóreos mencionados en numerosas religiones. Algunas sectas dispersas en diferentes partes del mundo, creen que tales entidades pueden posesionarse del alma y del cuerpo de los individuos; por ello, muchos les guardan temor y no se atreven a buscar realmente el camino correcto con los ángeles y guías celestiales espirituales: hay maneras de buscar y captar la benevolencia y positiva protección de ellos.

Aún existen personas que no aceptan la existencia de los ángeles, es decir, no creen porque nunca se han detenido a pensar en ellos realmente o a invocarlos. Yo les digo que sí existen. A muchos de ellos no se les verán alados como se piensa. Ellos se presentan como una persona común y corriente cada vez que tú los llames para que te ayuden a resolver alguna situación desesperante en la que te encuentres. Después te darás cuenta que nunca en tu vida habías visto a esa persona, ni la volverás a ver jamás. Ellos siempre están a nuestro alrededor en caso que los necesitemos y creamos en ellos.

Por último, nuestros difuntos son “seres espirituales” que han sido descritos como portadores de enormes poderes celestiales para influir en el curso de la vida de sus seres queridos aquí en la tierra, si así se lo pedimos con la venia del Señor.

Tips espirituales para mejorar tu vida >>>

Vive siempre en el presente

No te aferres al pasado; ¡déjalo ir! No te preocupes tanto por el futuro; ¡aprovecha el momento! A cada instante, el Universo te está cuidando y guiando, así que pon atención: ¡abre bien los ojos para evitar que las oportunidades te pasen de largo!

Empieza a meditar

La meditación tiene incontables beneficios. Y no tienes que meditar por mucho tiempo para disfrutarlos. Basta con que medites 5 o 10 minutos todos los días (o siempre que recuerdes) para empezar a sentirte mucho más conectado con el Universo y contigo mismo.

Busca guías espirituales

Busca personas espirituales que te acompañen en tu camino, te enseñen y te compartan sus aprendizajes. Si no conoces a muchas personas con quienes puedas hablar al respecto, no importa: ¡los libros son excelentes maestros! Existen miles de libros maravillosos que te pueden mostrar diferentes caminos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar